Casas Geo un gran fraude que inundó de más pobreza a quienes deseaban una vivienda digna

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.-Han transcurrido 18 años de corrupción por parte de la empresa “Casas Geo” que ha dejado en el abandono a miles de familias veracruzanas y a nivel nacional. Los fraccionamientos carecen de los servicios como agua y energía eléctrica. Además, han generado deudas a los compradores.

De acuerdo con el presidente del Grupo Impulsor de Desarrollo Social (GIDS), Francisco Carmona Oliveros, “son defraudadores de la buena fe y de los necesitados de una vivienda. Casas Geo fue el protegido de tres gobiernos desde Vicente Fox”.

Las casas de Geo son construcciones de mala calidad porque no cuentan con los servicios básicos, dijo Carmona Oliveros que agregó que no ha habido una autoridad que investigue a los titulares de los créditos, porque hay colusión entre las autoridades que expedían las licencias y los que tenían las obligaciones de verificar que se contara con los servicios “antes de aplicar el crédito”.

Por la mala calidad de las casas, varias familias se han manifestado. La protesta más reciente ocurrió el pasado 27 de febrero por parte de habitantes de la unidad habitacional “Hacienda del Sotavento”.

Llegaron desde el puerto de Veracruz a la ciudad de Xalapa y protestar en la Delegación del Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit).

“El único pagador de toda esta maldad es el trabajador que con mucho esfuerzo cotiza y que a veces le quitan más de la mitad de su salario para tener una casa que ni tiene agua, que ni tiene luz, que se le está cuarteando, que no es funcional”, dijo el presidente de GIDS.

El dirigente, explicó que continuarán en la lucha con protestas y acciones legales para defender el patrimonio de miles de familias en la entidad veracruzana porque se trata de un gran fraude el cometido por Casas Geo e Infonavit.

Refirió que en el caso de Veracruz, el alcalde Fernando Yunes Márquez ha apoyado a los fraccionamientos con el abastecimiento de agua, pero por la magnitud de las necesidades que dejó Geo, es complicado y caro respaldar en su totalidad a los habitantes de los fraccionamientos.

Explicó que es necesario revisar las reglas de operación, revisar expedientes y sancionar a quienes estén coludidos en los fraudes “y hacer perdón de deudas”.

“Casas Geo inundó de más miseria y pobreza porque no tener una vivienda digna es pobreza y Casas Geo contribuyó al empobrecimiento de la vida del mexicano”.

Algunas casas se vendieron desde los 370 mil pesos y quienes las adquirieron haca más de 15 años siguen pagando la deuda que se ha multiplicado a casi 3 millones de pesos en algunos casos.

Geo construyó en municipios como Coatzintla, Xalapa, Coatepec y Veracruz, sólo por mencionar algunos sitios donde las familias han denunciado de manera pública de la falta de servicios.