Comparte

Se tardó pero lo consiguió. Fidel Kuri, presidente de los Tiburones Rojos del Veracruz, tardó seis años, pero al fin mandó a los escualos a la Segunda División. El 28 de mayo del 2013 se autorizó que los Reboceros de la Piedad cambiaran su sede al estadio de Veracruz y se convirtieran en Los Tiburones Rojos.

A partir de entonces, los Tiburones anduvieron de derrota en derrota y de vergüenza en vergüenza, hasta este domingo en que se fueron del máximo circuito del balompié, pero eso sí, imponiendo una marca. Los Tiburones son el primer equipo que se va a la Segunda División cuando faltan seis fechas para que termine el torneo regular.

¡Felicidades Fidel!


Comparte