Piden vecinos clausura del antro Zona de Niebla, en el centro de Xalapa

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.- Vecinos de los edificios ubicados en Xalapeños Ilustres 137, 141 y 143 que suman más de diez familias, indicaron que es inexplicable que las autoridades hayan permitido la instalación de un antro que funciona como restaurante bar, en medio de sus viviendas.

“Desde diciembre pasado se instalaron sin pedirnos permiso como lo estipula la ley. Y desde enero comenzó nuestra pesadilla porque de lunes a sábado tenemos que escuchar gritos y música desde las cuatro de la tarde hasta las dos o tres de la mañana del día siguiente” dijo uno de los afectados.

El bar está ubicado en el número 137 de la referida calle Xalapeños Ilustres (en pleno centro de la ciudad) con el nombre de “Restaurante Bar Zona de Niebla” y sus dueños hacen y venden la cerveza Niebla que es un producto de fabricación artesanal.

“Aquí vivimos personas de la tercera edad que tenemos más de veinte años habitando estos edificios y jamás habíamos padecido de tanto escándalo. También vive una niña de 12 años con síndrome de Down que por las noches se desespera y grita porque no soporta el ruido” dijo la señora Julia.

Los vecinos enviaron por escrito su queja ante las autoridades municipales, pero a más de cuarenta días no les han resuelto nada.

El lugar donde se ubica el referido restaurante bar es una casa habitación que, de acuerdo con los afectados, fue hace unos años una escuela para adultos, después un lugar donde vendían donas y por muchos meses tuvo un letrero donde decía que se alquilaba para oficinas. Pero la administradora, Marcela González, alquiló la vivienda para poner un antro.

“Nadie se opone a que vendan su cerveza, pero que la vendan en otro lado. Nadie se opone a que armen escándalo pero no lo hagan aquí. No es justo que vengan a alterar nuestro entorno cuando nosotros jamás nos hemos metido con nadie. Somos gente pacífica que por nuestra edad estamos jubilados y lo que queremos es tranquilidad”, manifestó la señora Carlota que tiene más de 90 años de edad y veinte viviendo en uno de los edificios afectados por la instalación del antro Zona de Niebla.
Los vecinos piden su intervención al alcalde:

“Un bar no tiene por qué estar en una casa habitación y en medio de casas donde hay familias. Así lo dice la norma. Le pedimos al alcalde Hipólito Rodríguez que ordene la clausura de este antro porque simple y sencillamente no tiene por qué estar aquí”, dijo don Jorge, otro de los afectados.

Se pudo comprobar que en ruido de la música no sale a la calle, pero sí se escucha fuerte en el fondo del local y repercute en las pareces de los edificios contiguos. También se escuchan el escándalo y las risas de los asistentes.

En el techo del antro se pueden observar objetos tapados con lonas, pero se alcanzan a ver sillas y mesas de madera que con la humedad y las lluvias, pueden convertirse en un foco de infección para las familias que colindan con Zona de Niebla.