Pluma negra

Conflicto en puerta

Ignacio Alvarez

Un nuevo conflicto se desatará en la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) en los próximos días, funcionarios de medio pelo, pero de alta soberbia e ignorancia de la función pública operan una sospechosa asignación de plazas de Asesor Técnico Pedagógico (ATP) de nivel secundaria y tele secundaria. Docenas de maestros en servicio cayeron en la trampa de una convocatoria amañada para la promoción de esos espacios.

De acuerdo a la denuncia de los docentes, la convocatoria 2018-2019 padece lagunas jurídicas en virtud de que las supervisiones corresponden al esquema del 100 por ciento,  mientras que la mayoría de los maestros que aprobaron el examen de oposición para los cargos de ATP que serán asignados a las supervisiones, corresponden al sistema del 60 por ciento, es decir, la convocatoria carece de  razón y vialidad si se toma en cuenta ese criterio.

Lo más grave de todo es que, a pesar de que el propio sistema educativo es el causante del problema, los nuevos funcionarios de la SEV, como el coordinador del Departamento Normativo de Control Docente, Raúl Montes Velasco se niega a la asignación de las plazas de ATP a pesar de estar disponibles y le echa la pelota al Director de Educación Secundaria, José Luis Guzmán Ríos; y viceversa.  La solución que este personaje ofrece a los afectados es impugnar la convocatoria ante la Coordinación del Servicio Profesional Docente. En tanto, los docentes con excelente nivel académico, que aprobaron el examen y que han demostrado a través de concurso tener todo el derecho de acceder a esas plazas, son víctimas de la aburridora; para empezar los citan a las 8:00 y los reciben después de las 18:00 horas para negarles cualquier posibilidad con el único argumento de que “no se puede” además de coercionar a los docentes a firmar por escrito su renuncia a la promoción.

El daño al crecimiento profesional de los docentes con resultado idóneo es evidente además que la vigencia de los resultados del concurso para realizar la promoción en la función vence el 31 mayo, no sólo es a sus derechos laborales, sino que alcanza a los alumnos de ese nivel educativo toda vez que la convocatoria ofertó 1215 plazas vacantes y no hay personal especializado que responda a la necesidad de formación educativa de los docentes de la entidad.

Hasta hoy, los docentes afectados han recurrido a todas las instancias del sistema educativo,  incluso han entregado oficios al Presidente Andrés Manuel López Obrador y al gobernador Cuitláhuac García Jiménez, sin que exista una respuesta favorable, pero ya se organizan para tomar medidas de presión y terminar con el esquema de maestros de primera y de segunda como lo establece el sistema de 60 y 100 por ciento en el sector federal y estatal.

Las plazas de ATP están vacantes y fueron concursadas, los docentes cumplieron con los requisitos de la convocatoria fueron evaluados en dos etapas que acreditan el dominio de conocimientos y habilidades para la práctica profesional y dehabilidades y responsabilidades ético-profesionales, pero los funcionarios se niegan a la asignación de las mismas, a pesar de que, un atropello más del sistema, se trata de espacios sometidos a dos años de prueba, llamado “periodo de inducción” en el cual los docentes trabajan en esos espacios sin tener un nombramiento definitivo y que faculta al sistema a que después de ese periodo con cualquier pretexto, pueda regresar al docente a su escuela de origen, a pesar de que ese mismo sistema ya lo calificó como apto para desempeñar una responsabilidad superior.

De acuerdo a las Disposiciones en Materia de Servicio Profesional Docente en su Capítulo II en Promoción de Plazas de Supervisión, Dirección y Asesor Técnico Pedagógico establece que de acuerdo a los resultados del examen y que hayan sido notificadas las listas de prelación por entidad federativa, se deberá asignar las plazas conforme a esa lista de prelación, situación que en el estado de Veracruz  se ha presentado llena de anomalías pues al negarles la posibilidad de acceder a las plazas vacantes solicitadas los docentes son obligados a firmar una renuncia por escrito.

Los maestros inconformes también están irritados con su propio sindicato, la mayoría de la Sección 32 debido a que cuentan con información de que en casos muy puntuales, los dirigentes han intervenido para que estos espacios se asignen a sus propuestas sin la transparencia de rigor que exige el Servicio Profesional Docente y sin que los acreditados cumplan con el perfil correspondiente y sin haber concursado para la promoción.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here