Hora cero

Una cloaca llamada Sedesol

Luis Alberto Romero

Como si en Veracruz no hubiera población paupérrima, como si no existieran los más de 5 millones de veracruzanos pobres, la pasada administración no ejerció más de 400 millones de pesos que fueron destinados desde la Federación al Gobierno de la entidad durante el ejercicio 2018.

Guillermo Fernández Sánchez, titular de la Secretaría de Desarrollo Social de Veracruz, reveló que esos recursos fueron etiquetados para programas sociales enfocados a mejoras a las viviendas de la entidad; sin embargo, dado que no fueron aplicados, se tuvieron que regresar.

De acuerdo con datos del Coneval, hasta 2016 había en Veracruz cerca de 5 millones 50 mil habitantes en condición de pobreza; más de un millón 300 mil personas  sobreviven en pobreza extrema.

Además, 2 millones y medio de veracruzanos tienen un ingreso inferior a la línea de bienestar; y un millón y medio enfrenta carencias por calidad y espacios en la vivienda.

Aun así, la pasada administración estatal se permitió no ejercer los citados recursos, que le hubieran cambiado la vida a miles de personas.

Probablemente fue irresponsabilidad o desidia; tal vez el anterior gobierno de Veracruz tenía otras preocupaciones y prioridades, como la candidatura de Miguel Ángel Yunes Márquez al gobierno de la entidad; lo cierto es que de acuerdo con el actual titular de la Sedesol, los recursos tuvieron que ser devueltos.

En el pasado gobierno de Veracruz, durante 2018 se aplicaron casi mil millones de pesos en la Secretaría de Desarrollo Social; cerca de 566 millones de recursos federales y 412 millones de dinero federal. No faltaron críticas, en ese contexto, por el uso electorero de los programas sociales, particularmente el denominado “Veracruz comienza contigo”.

Retomando la comparecencia del ex titular de la Sedesol de Veracruz, José Rodrigo Marín Franco, el 24 de noviembre pasado, ante la Legislatura del Estado, el funcionario del gabinete de Yunes Linares habló de los apoyos que se entregaron a más de  dos millones 500 mil beneficiarios.

En esa ocasión, el diputado Andrés Castellanos, de Morena, acusó que existía un sobreprecio en las despensas adquiridas por el Gobierno del Estado. Dijo el legislador que la diferencia entre lo que pagó la pasada administración y la cotización en el mercado era, en total y números redondos, de más de 200 millones de pesos.

En esa comparecencia, también cuestionó Andrés Castellanos el arrendamiento de vehículos por parte de la Sedesol. Ese tema fue denunciado este martes por lo actuales responsables de dependencia ante la Fiscalía General del Estado.

El punto es que dicha dependencia del gobierno veracruzano sigue acumulando inconsistencias por presuntas irregularidades, mismas que ya se convirtieron en denuncias ante la Fiscalía.

Durante el gobierno de Miguel Ángel Yunes hubo dos titulares en la Sedesol; Indira Rosales San Román, actual senadora, y José Rodrigo Marín Franco; la primera inició en diciembre de 2016 y salió del cargo en febrero de 2018. En ambos casos se habla de anomalías en el tema de los recursos.

La cuenta pública 2017 ya fue aprobada en la Legislatura del Estado; esa cuenta todavía corresponde a Rosales San Román; por otro lado, de la revisión a 2018 podría salir muy mal parado Marín Franco; el asunto de la renta de vehículos para el reparto de apoyos no es más que un tema menor comparado con todo lo que podría revelar una auditoría a fondo. @luisromero85

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here