Pluma negra

Ignacio Alvarez

De las huestes de la coalición PAN-PRD, el alcalde de Zongolica, Juan Carlos Mezhua Campos se ha convertido el nuevo villano en contra de los perros y gatos de la sierra en la zona centro de Veracruz.  Completamente al margen de la ley y con la agravante de ser autoridad,  el alcalde promueve un Centro de Salud Animal (CSA) Municipal que en  el fondo tiene el propósito de deshacerse de lo que llama plaga de gatos y perros callejeros, que se han convertido en un problema de fauna feral, que no le gusta.

La organización civil animalista Patitas Callejeras que fue engañada  por el alcalde para atender a los animales callejeros, apenas cuando empezó el año, el alcalde convenció a la AC de participar en el plan, pero el trasfondo de la autoridad, de limpiar el municipio vía redadas y hacinamiento en el deficiente CSA, los grilló a alejarse y denunciar esa arcaica política del alcalde.

Patitas Callejeras ya denunció que atrás del programa municipal el edil busca exterminar a los cuadrúpedos callejeros, que su centro de atención no cuenta con las especificaciones obligatorias, se trata solo de un terreno con malla y jaulas de hacinamiento para los animales que llegan al sitio como producto de redadas, también prohibidas para la autoridad desde el 2010, y sin políticas claras de adopción de los animales.

Veracruz cuenta con una moderna Ley de Bienestar Animal, pero al parecer es letra muerta ya que ni los municipios ni la Fiscalía Espacial para Delitos Ambientales y contra los Animales, la hacen cumplir.

En su desesperación, las organizaciones civiles de protección animal lanzan un grito a toda la comunidad veracruzana, para que se unan en la defensa de los perros y gatos, que se expresen por todos los medios para sancionar en un juicio de opinión pública, al alcalde Juan Carlos Mezhua Campos en virtud de la negligencia propia y la impunidad de la Fiscalía Especializada, pero en la negligencia ante las constantes violaciones a los derechos animales de manera pública y en la clandestinidad.

El burro hablando de orejas

El Grupo MAS que mantiene la concesión del suministro de agua en el municipio de Veracruz, lanzó un llamado a cuidar el agua en esta temporada de estiaje sobretodo por la reducción de los niveles del Río Jamapa que nace en el Pico de Orizaba y que dota del vital liquido al 45 por ciento de la zona Conurbada Veracruz-Boca del Río. Sin embargo, el mal ejemplo lo pone la propia empresa.

Primero, con aumentos desproporcionados en las tarifas y segundo, sin inversión para el tratamiento de las aguas residuales, ya que al menos el 50 por ciento de las plantas medianas y grandes no funcionan.

El llamado en pleno estiaje,  no tendrá eco en la sociedad veracruzana que está harta del mal funcionamiento del sistema de agua que se opera bajo el esquema de inversión pública-privada pero que no se observa mejoramiento ni inyección de recursos ni públicos, ni privados.

La calidad moral de la empresa es irrisoria para hacer un llamado a cuidar el agua, tampoco la autoridad municipal promueve la cultura de cuidad del agua, al parecer sólo buscan cumplir con boletines para rellenar su portal de acceso a la información, mientras que en los hechos, las aguas negras constituyen un alto riesgo para la salud pública de la conurbación, precisamente en esa temporada de estiaje.

Más impuestos en Veracruz y Medellín

Los notarios que trabajan en los municipios de Veracruz y Medellín de Bravo, resulta que esos ayuntamientos decidieron aumentar el impuesto de Traslado de Dominio de uno al dos por ciento, a simple vista parece nada, pero si se toma en cuenta que las operaciones de compra venta de terrenos y edificios son mucho más costosas que los chicles, el impacto es significativo, ya que por ejemplo, una compra venta de un millón de pesos,  genera un impuesto de 20 mil pesos.

Los códigos hacendarios municipales de Veracruz y Medellín, ambos municipios gobernados por el PAN, se actualizaron a la alza y ahora el cobro de ese impuesto aumentó al doble, con el único argumento de que la media nacional en los municipios de México es de 2.4 por ciento.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here