La vuelta a Veracruz en un teclazo

Obesidad en las escuelas veracruzanas

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

 

La Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) dio a conocer que el 50 por ciento de la población de Educación Básica, es decir de 6 a 14 años, tienen un problema alimentario que se refleja en el rendimiento escolar, problemas visuales y hasta en su postura.  Basta echar un ojo para darse cuenta de que es la obesidad la de mayor incidencia.

Por lo anterior, en 200 escuelas primarias iniciará la grabación de un programa que se transmitirá en Radio Televisión de Veracruz (RTV) para incentivar a las niñas y niños a comer de manera saludable y así prevenir la obesidad infantil en Veracruz.

No se trata de una idea nueva, sino de un enésimo intento por atender un problema de salud pública cuya raíz inicia en el hogar. En los tiempos del fidelato, inició también un programa piloto en primarias de Xalapa en donde nutriólogas llegaban a medir y a pesar a los pequeños para posteriormente enseñarles a sus mamás mejores hábitos de alimentación.

Los resultados que encontraron en ese momento –que deben ser muy similares a los ahora-, es que había niños de 10 años que pesaban 70 kilos; que por lo menos en un salón, una cuarta parte de los alumnos su cintura medía más de 100 centímetros.  Pero cuándo les preguntaban que desayunaban o cenaban, como común denominador aparecían media caja de zucaritas, garnachas, sopas instantáneas, refresco en lugar de agua, así como chatarra como botanas y papitas.  Sumemos a esto el sedentarismo en que viven muchos de los niños, ya sea porque hoy debido a la inseguridad ya no pueden salir a jugar en la cuadra, o por la escases de recursos que impide que puedan tomar actividades por la tarde.

Si bien la iniciativa es digna de aplaudirse, somos los padres de familia quienes tenemos la verdadera solución para combatir la obesidad y las enfermedades que consigo trae, como la diabetes, pues aunque nos tardemos más en preparar un agua de limón o de Jamaica, el refresco familiar de cola no puede estar en la dieta de ningún pequeño. Aunque trabajemos y la sopa instantánea o de microondas simplifica tiempos, es mejor preparar algo muy de noche o muy de mañana para evitarles problemas a nuestros hijos.

@YamiriRodriguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here