Colonos exigen intervención de Conagua

Samuel Aguirre Ochoa

Los habitantes de la Reserva Vergara Tarimoya 4 de la ciudad de Veracruz y de la colonia Unidad Antorchista ubicada en Mandinga del municipio de Alvarado, están verdaderamente desesperados ante la falta de agua potable en sus casas, a pesar de que en el primer caso, ya está construido en su totalidad el sistema de agua potable, con una inversión de más de 16 millones de pesos, recursos invertidos por el ayuntamiento de Veracruz y la Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV) y en el segundo también está perforado el pozo con recursos de la CAEV. Resulta una verdadera aberración que esté sucediendo esto debido a que la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) no les ha otorgado la concesión. Situación grave, pues son asentamientos que ya tienen varios años de existir en los cuales hay clínicas, escuelas y miles de familias asentadas y que ahorita en la época de calor se están viendo seriamente afectadas por la falta de este vital líquido.

Las familias se ven en la necesidad de surtirse con pipas en lo que se le va buena parte de sus escasos ingresos y padecen los efectos de la falta de agua en sus hogares para bañarse, aseo de la casa, de la ropa, etc.; así como también la falta de drenaje, lo que lleva a la construcción de fosas sépticas y letrinas con la subsecuente contaminación del medio ambiente, que se refleja en enfermedades e infecciones en los niños de las familias humildes que habitan en estos asentamientos. Ambos se encuentran rodeados por zonas residenciales, en las cuales no ha habido problema para el abastecimiento del agua. Por lo que habría que preguntarse por qué a unos la CONAGUA sí les ha otorgado la concesión y a otros no; con esto se pone en evidencia que, en una sociedad capitalista como la mexicana, el dinero y las influencias políticas son las que determinan las acciones de las instituciones del gobierno, siempre respaldando al poderoso y dejando en el olvido al débil.

También se pone de manifiesto la actitud irresponsable de las instituciones de gobierno que construyen obra, sean del partido que sea, pues hicieron inversiones millonarias sin asegurarse que CONAGUA les diese la concesión para el uso del agua. Ahora entramos a la Cuarta Transformación, en la que gobierna un partido que se dice de izquierda, que apoyará a los pobres y esperamos que esta afirmación se ponga de manifiesto en los hechos y de una vez la Comisión Nacional del Agua resuelva este problema en favor de las familias que habitan la Reserva Vergara Tarimoya 4 y la colonia Unidad Antorchista de Mandinga.

Dije arriba que la gente está desesperada ante esta situación y están planeando trasladarse a la ciudad de Xalapa para exigir al titular del Organismo de Cuenca Golfo-Centro de CONAGUA en Veracruz, Ing. Álvaro Hinojosa Martínez, les resuelva el problema, toda vez que ya se cansaron de las promesas que han hecho las instancias municipales y estatales de resolvérselos. De no encontrar una solución a nivel estatal, seguramente se trasladarán a la Ciudad de México para entablar diálogo con la Ing. Blanca Jiménez Cisneros, directora general de CONAGUA.

Existe otro caso muy similar a estos en Antón Lizardo, también del municipio de Alvarado, en la col. Aquiles Cordova Morán, en donde los vecinos, que también están sufriendo el mismo martirio, han estado solicitando el servicio de agua ante el municipio, la CAEV y la CONAGUA. El municipio muestra disposición para apoyar pero la CONAGUA tampoco quiere otorgar el permiso para construir el pozo.

Considero el planteamiento de estas familias como una demanda justa, que debe ser resuelta por el gobierno federal y por tanto mi solidaridad con la lucha que emprenderán, pues no le han dejado ninguna otra alternativa para progresar, como sucede normalmente con el pueblo trabajador, más que la organización y la movilización.

Amor por el deporte.

Me he quedado gratamente sorprendido de la actitud de miles de deportistas veracruzanos que se han sumado al trabajo para recabar el dinero que conlleva el organizar un torneo de carácter nacional, como es el caso de la décimo tercera edición del Torneo Nacional de Voleibol en el puerto de Veracruz. También se han sumado a esta campaña padres de familia, colonos, campesinos, estudiantes y maestros, con lo que se demuestra la convicción que han adquirido sobre la importancia del deporte.

Algo similar sucedió con la Espartaqueada Cultural que se realizó el pasado mes de febrero en Tecomatlán, Puebla. También fue admirable la entrega al trabajo de los miembros de los grupos culturales y de sus familias.

Todo esto pone de manifiesto que la cultura y el deporte son dos instrumentos para la formación de hombres y mujeres pensantes, trabajadores, disciplinados y fraternos; que están dispuestos a construir el gran proyecto que se llama Antorcha Revolucionaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here