La diputada Jessica Ramírez Cisneros (Morena) condenó el homicidio múltiple de Minatitlán y se comprometió a realizar “las labores que me corresponden como su representante para que este trágico evento no quede impune, sumándome a los esfuerzos realizados por nuestro gobernador Cuitláhuac García.”

Se trata de una declaración recurrente para salir del paso por parte los políticos cuando no saben qué decir. Sin embargo, en este caso llama la atención que la diputada local por Minatitlán hable de sumarse a los esfuerzos del titular del ejecutivo, porque en momentos determinantes, como el juicio político contra el fiscal General del Estado, fue ella precisamente quien se integró al grupo que impidió la salida de Jorge Winckler.

En pocas palabras, sólo en el discurso Jessica Ramírez habla de sumarse a Cuitláhuac García; en los hechos ha demostrado la diputada que su agenda no pasa por las prioridades de su partido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here