Hora cero

Veracruz, avances y retrocesos en seguridad

Luis Alberto Romero

En los primeros tres meses del año, Veracruz registró 348 homicidios dolosos, 46 feminicidios y 111 secuestros.

No falta quien asegure que ni siquiera durante los gobiernos de Fidel Herrera, Javier Duarte y Miguel Ángel Yunes ocurrieron tantos hechos de sangre, pero ese dato no es del todo real.

Este lunes, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública dio a conocer las cifras de la incidencia delictiva, actualizadas al tercer mes de año; destaca que durante marzo se registraron en Veracruz 129 homicidios dolosos, 25 feminicidios y 32 secuestros.

En el comparativo con los números de 2018, el primer trimestre de 2019 registra un repunte que podría resultar alarmante en algunos ilícitos, aunque no en todos: a estas alturas del año pasado, por ejemplo, se habían documentado 402 homicidios dolosos (54 más que durante este año), 22 femincidios (menos de la mitad que en 2019), y 38 secuestros (casi un tercero de la cifra del presente año).

Los delitos de alto impacto podrían resumirse de la siguiente manera: en homicidio doloso los números del primer trimestre de 2019 son menores a los del año pasado; sin embargo, en feminicidio y secuestro, las estadísticas se han disparado en Veracruz.

Por cierto, siguiendo con el comparativo del homicidio doloso, el primer trimestre de 2019 tiene menos casos (348) que el mismo periodo de 2018 (402) y que 2017 (380), periodo en el que gobernó Veracruz Miguel Ángel Yunes, quien había llegado al Poder Ejecutivo con la bandera de la eficiencia en el tema de la seguridad.

Así, podría decirse que el talón de Aquiles del actual gobierno estatal en materia de inseguridad son secuestro y feminicidio.

Hay otros delitos que registran un descenso digno de resaltarse: en el primer trimestre de 2018 se denunciaron 2 mil 699 robos de autos; en tanto que durante el mismo periodo de 2019, hubo mil 694 casos, mil menos que en el año pasado.

De igual manera, de enero a marzo de 2018 se cometieron en la entidad 6 mil 399 robos; este año hay mil menos: 5 mil 273.

En contraparte, el robo a negocios tiene un ligero repunte, al pasar de mil 230 casos a mil 392; pero el robo a bancos se da en menor proporción que durante el segundo año del gobierno de Yunes Linares; ese delito pasó de 8 a 6 casos.

A resumidas cuentas, en el tema de la inseguridad no todas son malas noticias para Veracruz; es cierto que en algunos delitos de alto impacto, como el secuestro y el feminicidio, las cosas marchan muy mal; pero por otra parte se observan avances en el combate a ilícitos contra el patrimonio de las personas, como el caso del robo.

Sin embargo, cuando se habla de la evaluación que realiza la población sobre el desempeño de las autoridades, los puntos que más influyen son homicidio doloso, secuestro y feminicidio; y en esos rubros, el actual gobierno estatal no sale bien parado, particularmente en el secuestro y en el asesinato de mujeres por razón de género.

Así, mientras se sigan registrando casos como el del Viernes Santo en Minatitlán; mientras los empresarios, comerciantes, profesionistas y ganaderos sean víctimas de extorsión o secuestro, la población seguirá percibiendo un ambiente inseguro y violento en la entidad, a pesar de que las cuentas en delitos como el homicidio y el robo no resulten del todo desfavorables a la actual administración de Morena. @luisromero85

Compartir