Elevan la calificación crediticia a inmobiliaria con presencia en Veracruz

Andrés Salomón Pérez

En su más reciente publicación, del pasado 16 de abril del presente año, la calificadora internacional S&P Global Ratings subió la nota de calidad crediticia de la inmobiliaria mexicana Ruba de “mxA” (A flat) a “mxA+” (A Plus) con Perspectiva Estable.

La agencia, en su comunicado, cita textualmente que “(…) el alza de las calificaciones de la desarrolladora de vivienda Ruba refleja la continuidad en su prudente estrategia de crecimiento, la flexibilidad de su modelo de negocio, su sólido desempeño operativo y financiero, así como un perfil de sus vencimientos de deuda manejable (…)”.

Continúa el resumen de S&P Global Ratings: “(…) Estimamos que la empresa tiene capacidad operativa y financiera suficiente para absorber riesgos por un menor crecimiento económico de México en los próximos dos años. Además, la calificación se beneficia por su fuerte posición de liquidez y un bajo nivel de apalancamiento, que esperamos brinden resiliencia ante potenciales cambios en la demanda de vivienda (…)”.

Por su parte, Jesús Sandoval Armenta, director general de la viviendera con matriz en Ciudad Juárez, Chihuahua, se mostró complacido con la mejora del rating : “Este incremento en la calificación de Ruba por parte de S&P es un reconocimiento más y un voto de confianza a la empresa y a su Equipo, quienes a través de una trayectoria de buenos resultados, un modelo de negocio exitoso y en una visión de largo plazo han logrado consolidar a Ruba entre las tres principales desarrolladoras de vivienda en México en ingresos, rentabilidad y participación de mercado”.

Los crecimientos de Ruba en 2018 fueron de 28% en utilidad bruta, 41% en utilidad operativa, 40% en EBITDA y 18% en utilidad neta.

El reporte de la nueva nota de S&P termina en su resumen: “(…) La Perspectiva Estable refleja nuestra expectativa de que Ruba continuará reportando un crecimiento sostenido en ingresos y márgenes de EBITDA estables, en los próximos 12 meses, apoyado por la flexibilidad de su oferta de productos, una demanda de vivienda favorable en México, y un saludable acceso a créditos hipotecarios. Además, estimamos que las necesidades de financiamiento de Ruba se mantendrán moderadas en este periodo, dado su alto nivel de reservas de tierra y de fuentes de liquidez (…)”.

Compartir