Hora cero

La falta de recursos para las zonas metropolitanas de Veracruz

Luis Alberto Romero

Veracruz es el estado con más zonas metropolitanas del país; sin embargo, a pesar de que existen programas de apoyo y presupuesto para los municipios conurbados, éstos enfrentan altos niveles de pobreza urbana.

La entidad que cuenta con ocho zonas metropolitanas: Veracruz, Xalapa, Poza Rica, Orizaba, Minatitlán, Coatzacoalcos, Córdoba y Acayucan, que involucran a 45 municipios; entre ellos, los más poblados del estado.

En dos de estas zonas, Veracruz y Xalapa, se ha incrementado el número de habitantes en más de 20 por ciento en la última década, por lo que también aumentan las necesidades de servicios de salud, obra pública, empleo y otros.

Lamentablemente, a pesar de que existen partidas especiales en el presupuesto de egresos para las zonas metropolitanas, las que se ubican en Veracruz registran niveles muy bajos en cuanto a calidad de vida y desarrollo social; Acayucan es un ejemplo: más de 70 por ciento se encuentran en condición de pobreza; y casi dos de cada diez, en pobreza extrema. Además, 27 por ciento de la población se encuentra en rezago educativo; más del 26 por ciento enfrenta carencia por acceso a los servicios de salud; y más de la mitad no cuenta con todos los servicios básicos; lo peor: 22 de cada cien tienen problemas de acceso a la alimentación.

Con similares niveles se encuentran las zonas metropolitanas de Coatzacoalcos, Córdoba, Minatitlán y Orizaba, todas con menos de 500 mil habitantes.

En 2014, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) dio a conocer los resultados de su estudio sobre pobreza urbana en México, en el que informa que en la zona metropolitana de Veracruz, con más de 812 mil habitantes, casi el 34 por ciento de la población es pobre y que el 5.5 por ciento vive en pobreza extrema.

La zona metropolitana de Xalapa tenía, al levantar dicho estudio, 675 mil habitantes y un índice de pobreza del 40 por ciento; Orizaba tiene el 45; y Minatitlán, el 47.9 por ciento.

Las zonas urbanas más pobres de la entidad son las de Poza Rica, con 55 por ciento de sus habitantes en esa condición; y Acayucan, con 67.5 por ciento.

En Minatitlán, 32 de cada 100 personas enfrentan problemas por carencia de alimentos. De ahí la importancia no sólo de invertir más recursos para esos lugares, donde hay elevada densidad demográfica, sino del desarrollo de estrategias enfocadas a la capacitación para el trabajo, la educación, la inversión y la generación de empleos, temas presentes y frecuentes en los discursos políticos, pero ausentes en la realidad que perciben unos 5 millones de veracruzanos pobres.

Lamentablemente, los recursos para las zonas metropolitanas de Veracruz, que serían utilizados en teoría para el desarrollo de proyectos de beneficio común, no han llegado desde hace años a la entidad.

El diputado Omar Miranda, quien encabeza la comisión correspondiente en el Congreso del Estado, señala que la última vez que ese presupuesto llegó a la entidad fue durante el gobierno de Javier Duarte.

¿Qué pasó con ese dinero?, se le pregunta; y a botepronto señala que el recurso llegó a Sefiplan, pero ahí se quedó. No se transfirió a los municipios y, por tanto, no fue utilizado en los fines para los que estaba etiquetado.

En pocas palabras, se lo robaron o en el mejor de los casos lo desviaron.  Después de eso no ha llegado más. Pareciera que las zonas metropolitanas de Veracruz están vetadas para tener acceso a esos recursos.

Precisamente por ello, en el Congreso de Veracruz se cocina la ley estatal en la materia, con lo que se homologaría la Ley General de Desarrollo Metropolitano.

El legislador panista sostiene que para integrar el proyecto de ley se inició una serie de consultas a las autoridades involucradas y sectores productivos. El tema podría ser discutido en el próximo periodo ordinario de sesiones que inicia el dos de mayo. @luisromero85

Compartir