Desde el café

La otra parte de la tragedia

Bernardo Gutiérrez Parra

Fue hace 14 años que los gobiernos del PRI y el PAN iniciaron sus denodados esfuerzos para que los candidatos de Morena (que aún no existía como partido) arrasaran en las elecciones del año anterior.

Fox con sus desatinos, Calderón con una guerra que ensangrentó al país, el frívolo Peña Nieto corrupto hasta el pecado, y gobernadores saqueadores como Borges y los Duarte hicieron que ese partido llegara al poder.

La bronca es que siguen las calamidades porque se fueron los bandidos, pero llegaron los incompetentes.

Gobierna el país un hombre que se siente tocado por la mano de Dios y actúa en consecuencia. Falto de personalidad se empeña en parecerse a Juárez, Madero y Zapata sin ponerse a pensar que si Juárez viviera le exigiría que no se compare con él. Madero -que jamás lanzó un vituperio- le pediría la mesura que debe tener todo estadista y Zapata tiene rato que le habría armado una revolución.

La Semana Santa que acaba de terminar fue la más sangrienta de nuestra historia reciente en el marco de un trimestre que también ha sido el más violento de nuestra historia. Pero en lugar de aceptar los hechos, el mesías descalifica, vitupera, engaña y se burla desde el púlpito sagrado de sus conferencias mañaneras.

Este mesías es además un sujeto tramposo.

Tras el escándalo por la matanza en Minatitlán donde perdieron la vida 13 personas, prometió visitar la ciudad este viernes. Y uno supondría que la visita tendría como objetivo principal llevar esperanzas y tranquilizar a la aterrada ciudadanía. Pero al parecer no será así y en eso estriba la trampa.

Sus eventos serán privados y en el único abierto al público (Programas Integrales de Bienestar), no está contemplado que dialogue con las familias de los asesinados, desaparecidos y secuestrados.

En lo personal no creo que vaya a perpetrar una burrada de ese tamaño, porque si ignora a quienes desean al menos unos minutos de atención de su presidente, cometerá una grave falta de sensibilidad humana que nunca le perdonará la raza.

En lo local, Veracruz tiene un gobernador más allá de lo inepto que se sigue pasmando ante la pesadilla cotidiana.

Igual que ocurrió con la matanza de Minatitlán, se volvió a pasmar con los asesinatos de la alcaldesa de Mixtla, Maricela Vallejo, su marido y su chofer ocurridos la noche de este miércoles.

“Cuando mayor sinergia lográbamos con Mixtla; hermanándolo con otro pueblo, construyendo un centro de salud, promoviendo su cultura indígena, cobardemente arrebatan la vida a la alcaldesa. Condenamos los hechos y se hará justicia. Nuestras más sentidas condolencias a la familia” dijo en un lamentable tuit.

¿Qué justicia se puede esperar de alguien que ni siquiera conoce las leyes más elementales? ¿Qué justicia cuando no ha gobernado uno solo de los 147 días que lleva cobrando como gobernador?

¿Qué justicia puede haber cuando lo que sobran son desatinos, contradicciones, indolencia e improvisaciones aderezadas con muchísima soberbia?

Es muy temprano para adelantar la víspera, pero si los gobiernos anteriores pavimentaron con ejecuciones, secuestros, violaciones, desapariciones y latrocinio desmedido el camino para que Morena llegara al poder, los miembros de este partido están haciendo hasta lo imposible para que los votantes los manden al carajo en las elecciones del 2021.

Poza Rica, Xalapa, Coatzacoalcos y Minatitlán ganados por Morena, están en vías de perderse. Y es que siguen las matanzas, la inseguridad y el pánico. A esto hay que agregar sonados casos de corrupción y nepotismo, como el del propio gobernador que tiene a miembros de su parentela cobrando en dependencias oficiales.

El problema es que entre los ladrones corruptos de ayer y los ineptos corruptos de hoy no hay ni a quien escoger.

Y esa es a no dudarlo, la otra parte de la tragedia que nos ha tocado vivir.

bernardogup@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here