En otro ataque de austeridad republicana el presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Congreso la propuesta de cero bonos, cero compensaciones y cero días de descanso sabatino para los burócratas (trabajarán hasta los domingos si es necesario, dijo), con lo que le estaría dando de manotazos a un avispero de cinco millones que es uno de los pilares de la clase trabajadora del país.

Aguas, ni el austero Benito Juárez se atrevió a tanto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here