Combate fallido a la corrupción por parte de AMLO: Aquiles Córdova Morán

El dirigente del Movimiento Antorchista plantea que la pobreza no se resolverá con entregar dinero a la gente

Habla de la posibilidad de que Antorcha se convierta en partido político

Redacción Hora Cero

Para el dirigente nacional de Antorcha Campesina, Aquiles Córdova  Morán, el combate a la corrupción por parte del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador es “completamente fallido”.

Sobre las medidas que ha tomado el Gobierno Federal para beneficiar a la gente directamente, como las transferencias de dinero, afirma que “ya fueron ensayadas y no lograron disminuir la pobreza”.

Por ello, el líder social expone: “a mí me parece que los que se muestran un tanto pesimistas respecto al éxito de la Cuarta Transformación, tienen buenas razones para ese pesimismo”.

Al respecto, analiza: “sí podemos anticipar algunas cosas, ya se pueden ver, con cierta seguridad, en el sentido de observar cierta discrepancia, un cierto divorcio entre los propósitos de gran calado, entre los propósitos programáticos del Presidente y lo que estamos mirando, la realidad, la manera de aterrizar estos grandes propósitos y los resultados que se empiezan a mirar”.

Si bien considera que el Presidente partió de un punto de vista “cierto, certero”, al hacer una crítica muy severa de la situación que él recibió del país, atribuyéndolo a un “neoliberalismo, un capitalismo rapaz, que ha resultado un buen productor de riqueza, pero con cero posibilidades de repartir esa riqueza, con cero intenciones y con cero mecanismos de reparto de la riqueza”.

Esto -dice- ha traído como consecuencia lo que el Presidente señalaba, es decir, una gran concentración de la renta nacional en pocas manos y el crecimiento exagerado de la pobreza y de la marginación de mucha gente.

“Se supone entonces que él, se propone como la gran meta de su gobierno, remediar esta situación; lo que puedo decir es que… apoyándome en lo que realmente ha hecho y no en lo que ha prometido, ni en los resultados que ya se pueden ver, pareciera que hay un divorcio entre el propósito declarado y lo que realmente está ocurriendo en la realidad”.

 

Combate a la corrupción política y social

El líder del Movimiento Antorchista también indica que Andrés Manuel López Obrador ha hecho dos grandes movimientos: el combate a la corrupción y políticas en favor de los que menos tienen.

Sobre el combate a la corrupción dice: “todos sabemos que se ha reducido a bajarle los salarios a la alta burocracia y a la no tan alta, a despedir a muchos empleados de alta calificación que a su juicio no eran necesarios o que estaban ganando mucho dinero sin desquitarlo, el combate al robo al combustible, el famoso huachicol, combatir la corrupción en otras instancias del gobierno, como por ejemplo, cerrar las guarderías infantiles, los comedores comunitarios, el Seguro Popular; incluso, cerrar los ductos para combatir el robo de combustible”.

Por el otro lado, en políticas de carácter social, “lo que ha hecho son sus programas que se llaman de transferencia monetaria directa”.

 

Las contradicciones de la política federal

“Estas dos grandes operaciones de Obrador que parecieran querer aterrizar su plan general de enmendar la desigualdad y la pobreza que hay en el país, a mí me parece que no solamente no son las adecuadas, sino que incluso van en sentido contrario”, manifesta.

Y explica por qué: “En relación al combate a la corrupción, no creo que sea una manera de combatirla al bajarle el salario a la gente, los salarios no se fijan por decreto, ni por capricho de nadie, los salarios se fijan de otro modo. El aparato de gobierno necesita de gente calificada y como pasa en el mundo entero, a la gente calificada hay que pagarle sus servicios”.

Si bien consideró que pudo haber corrupción en algunas instituciones o en algunas estructuras de gobiernos anteriores, también indicó que “no se puede quemar la casa para calentarse, no se puede acabar con los servicios que la gente necesita para acabar con la corrupción, porque eso es tirar al niño junto con el agua sucia de la bañera y eso es lo que se ha estado haciendo”.

Por eso cuestionó sobre quiénes son los que sufren las consecuencias, “pues a la gente, quién se quedó sin guarderías, quién se quedó con salarios bajos, gente asalariada, clase media alta, pero al final de cuentas gente asalariada”.

Sobre el combate al robo de huachicol, expuso que no se han dado cifras precisas, “pero se oye decir que el huachicol sigue floreciente; sin embargo, no hay ningún gran capo que esté en la cárcel”.

Lo mismo ocurrió con el Seguro Popular, dijo, “¿a quién vino a dañar?, pues a los niños que se dice que quieren apoyar”.

Acerca de los programas de transferencia monetaria directa, comentó que “son programas muy viejos que en otros tiempos se ejecutaron mejor que ahora, con una normatividad más precisa, más exacta, y aunque parezca una contradicción, menos corrupta que ahora, sin embargo, la pobreza no solamente no disminuyó, sino que siguió aumentando”.

“El combate a la corrupción a mí me parece completamente fallido hasta ahorita y las medidas que se han tomado para beneficiar a la gente directamente, como las transferencias de dinero, ya fueron ensayadas, y no lograron disminuir la pobreza”, respondió contundente y agregó: “a mí me parece que los que se muestran un tanto pesimistas respecto al éxito de la Cuarta Transformación, tienen buenas razones para ese pesimismo”.

 

Dinero directo a la gente

Aquiles Córdova Morán refiere que el Presidente ha dicho que como todo programa de apoyo a la pobreza, a la gente más necesitada, son los programas de transferencia de dinero, es fundamental para él y para el éxito de sus programas que no haya corrupción, que no haya desvío de dinero destinado a la gente.

“La manera de garantizar que el dinero destinado a la gente pobre les llegue íntegro, es eliminando a las organizaciones intermediarias, que en otro tiempo eran las que recibían el dinero, para ellas a su vez, repartírselo a la gente, y que eran las que se quedaban con buena parte de ese dinero que no le llegaba a las masas empobrecidas, ese es el argumento una, y otra, y otra vez repetido, no hay manera de equivocarse; yo no invento nada; él lo ha dicho muchas veces, y qué es lo que yo digo, este argumento es falso, es absolutamente falso”.

Por eso asegura que Antorcha Campesina jamás fue intermediaria de ningún tipo de programa de transferencia monetaria y por lo tanto “de allí resulta imposible que se haya quedado con ningún dinero que nunca manejó”.

Lo anterior, acota, se complementa con una realidad, y esa realidad es que en el Presupuesto de Egresos de la Federación, se desaparece el rubro 23, el Ramo 23, que era el ramo que registraba las partidas para las obras de infraestructura, de desarrollo, sobre todo de las comunidades empobrecidas, de los pueblos, de los ejidos, de las colonias pobres de la ciudad, “se desapareció de un plumazo, entonces ahora, no hay dinero para esas obras”, critica.

 

Golpe al derecho a organizarse

El Movimiento Antorchista, lo que sí ha hecho siempre, destaca el dirigente nacional, es organizar a las comunidades para que le pidan al gobierno ese tipo de obras, “y ahora se nos dice simplemente que no hay dinero, que la partida destinada a eso desapareció junto con el Ramo 023”.

Por ello indica que los presidentes municipales se quejan de lo mismo, los gobernadores se quejan de lo mismo, “y es que la política del Presidente fue desaparecer todo ese dinero”.

Aclara que eso es una cosa distinta a los moches, al intermediarismo del que él habló, “de donde yo deduzco que el argumento de acusar falsamente de intermediarias a las organizaciones, es una manera enmascarada de eliminar el derecho del pueblo  a organizarse para exigir lo que por ley le corresponde”.

 

Antorcha, partido político

Sobre los partidos políticos que existen hasta el día de hoy, Aquiles Córdova Morán señala que no llenan las expectativas de la gente, las necesidades de expresión, las necesidades de defensa, las necesidades de alcanzar justicia social y derechos políticos de la gente.

El dirigente nacional antorchista fue categórico al afirmar que el PRI no llena las expectativas del movimiento y que el tricolor “no es la organización que nosotros necesitamos para defender nuestros derechos”.

Refiere que ante el planteamiento que le han hecho para que Antorcha se convierta en un partido político, siempre responde: “un partido político tiene que llenar características, algunas de ellas muy complicadas, pero infaltables, para poder ser un verdadero partido político competitivo de oposición, porque precisamente los otros partidos no llenan esa condición, porque no tienen las condiciones para ser verdadera oposición, de una u otra manera, dependen del poder económico, del poder político establecido y, por lo tanto, sus capacidades para representar al pueblo son, a veces pequeñas y a veces nulas”.

Por eso dice que Antorcha Campesina, en caso de convertirse en partido, “tiene que evitar, como a la muerte, como a la peste bubónica, caer en esta práctica misma, porque de estos partidos, a la gente ya la tiene harta, eso no es lo que la gente quiere, quiere un partido que realmente lo represente, que lo defienda, sin concesiones, sin temores, sin traiciones, sin medias verdades, yendo al fondo de los problemas, eso requiere condiciones que Antorcha ha venido trabajando por lograr y que hemos venido logrando”.

Por ello, Aquiles Córdova Morán previó que con el tiempo la organización pueda convertirse en un partido político como la gente lo está demandando.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here