Casi 400 niños en situación de calle deambulan en la capital veracruzana

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.- En Xalapa han sido detectados 388 niños en situación de calle que a su vez trabajan en cruceros como limpiaparabrisas, malabaristas, payasos y tragafuegos o en muchos casos, sólo acompañan a los adultos.

Esta información es con base a los datos aportados por la Comisión de la Niñez y la Familia, que preside la regidora perredista en la capital veracruzana, Luiza Angélica Bernal Rivera.

Dijo que es necesario conocer las condiciones en las que se encuentran los menores que en algunas situaciones son explotados por sus papás para que trabajen en las calles y avenidas principales de la ciudad.

Diversos estudios han demostrado que existe una relación directamente proporcional entre la disminución del ingreso económico de las familias y el aumento del trabajo infantil, esta situación se acentúa en las pequeñas comunidades con menor desarrollo social.

En la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) se detalla que actualmente más de 3 millones de niños y adolescentes de entre 5 y 17 años realizan actividades económicas; cuatro de cada diez no reciben remuneración por su trabajo.

En este sentido, la falta de acceso a la educación en el país para las niñas y los niños de 15 a 17 años que trabajan es muy elevada, lo que limita su formación educativa para desarrollar sus capacidades y habilidades que les permitan ser competitivos y acceder a mejores oportunidades de empleo.

En el caso de Xalapa, los niños trabajan en cruceros como Araucarias (por el panteón Palo Verde), El Trébol (por la SEV, ORFIS y la Fiscalía General del Estado) así como en semáforos de la avenida Lázaro Cárdenas.

El trabajo infantil no es perjudicial en sí mismo, son las condiciones de desprotección gubernamental las que permiten abusos y riesgos para su sano desarrollo refiere la información de Redim.

Agrega que la explotación económica es un delito; no puede ser considerada un “trabajo” y las autoridades están obligadas a su persecución y sanción ejemplar. En este rubro entrarían aquellas actividades económicas que se realizan en contra de la voluntad de niños y sus familias, que afectan su sano desarrollo, impidiendo la permanencia en la escuela y eliminando los tiempos de recreación.

Compartir