Al pie de la letra

* El conflicto de Cuitláhuac

Raymundo Jiménez

Vaya conflicto el que enfrenta el gobernador Cuitláhuac García, ya que de acuerdo al Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 que dio a conocer este miércoles el presidente Andrés Manuel López Obrador, en referencia al “cambio de paradigma en seguridad” y a la Estrategia Nacional de Seguridad Pública aprobada recientemente por el Senado de la República, se establece precisamente que el mando coordinado que a nivel nacional ya existe –con el Gabinete de Seguridad encabezado por el Presidente de la República, que sesiona diariamente en Palacio Nacional y en el que participan los Secretarios de Seguridad y Protección Ciudadana, Gobernación, Marina y Defensa, y se convoca con regularidad al Fiscal General de la República– “se busca replicar ese modelo a escala estatal y regional, con la participación de los coordinadores federales, los ejecutivos estatales y sus comandancias de policía y seguridad pública, e invitaciones especiales a las fiscalías y autoridades judiciales locales”.

Obviamente la interrogante es si aquí será invitado el fiscal Jorge Winckler, a quien el mandatario veracruzano sigue insistiendo en destituir además de que ya lo ha excluido en dos ocasiones de la mesa de seguridad, primero en Coatzacoalcos y hace un par de semanas en el puerto de Veracruz. Anteayer, la presión contra el abogado yunista aumentó ya que los 26 diputados locales de Morena, argumentando su preocupación “por la severa crisis de impunidad que se padece en toda la geografía veracruzana”, exigieron la renuncia del aún titular de la Fiscalía General del Estado, a cuya “ineptitud” atribuyeron el disparo de los niveles de criminalidad y la comisión de los delitos, “fracasando rotundamente en su obligación de procurar justicia.”

No obstante, mientras Winckler continúe en funciones de fiscal, García Jiménez estaría obligado a invitarlo por institucionalidad y porque además ha replicado al pie de la letra en el estado todos los programas y acciones del gobierno federal, lo que inclusive le ha valido ser objeto de escarnio por parte de sus adversarios políticos, quienes se han pitorreado de él como sucedió durante la última gira de AMLO por la entidad, en la que anunció la entrega de 500 vaquillas “sólo para el sur”, asegurando que vendrían a tranquilizar esa turbulenta zona de Veracruz, aunque de acuerdo al PND el del Crédito Ganadero a la Palabra es apenas uno de los 14 programas prioritarios considerados en la Estrategia Nacional de Seguridad Pública, en la que, por cierto, se consideran también otras alternativas polémicas para “emprender la construcción de la paz”.

Y es que el PND expone, por ejemplo, que “ante la imposibilidad de derrotar las diversas expresiones delictivas por medios exclusiva o preponderantemente policiales y militares y frente al absurdo de querer pacificar con métodos violentos, resulta imperativo considerar la adopción de modelos de justicia transicional que garanticen los derechos de las víctimas y que, al mismo tiempo, hagan posible el desarme y la entrega de los infractores, a quienes se les respetará sus derechos legales y se les propondrá un cambio de vida; se revisarán los expedientes de acusados y sentenciados a la luz de las lógicas de pacificación a fin de determinar si sus casos pueden ser objeto de amnistía o indulto, condicionados en todos los casos al cumplimiento de los cuatro ejes de la justicia transicional: verdad, justicia, reparación y garantía de no repetición.”

Para ello propone establecer “lo antes posible el Consejo para la Construcción de la Paz, que será una instancia de vinculación y articulación entre todas las instituciones y actores de México y del extranjero que trabajen por la paz”, por lo que “el gobierno federal invitará en todas estas acciones a representaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH)  y observadores designados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).”

 

MAGISTRADO SE AFERRA AL ‘HUESO’

Emulando la máxima de vida de aquél célebre escritor, diplomático, ex diputado federal priista y ex magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), oriundo de Tuxpan, César “El Tlacuache” Garizurieta (l905-1961), de que “vivir fuera del presupuesto es vivir en el error”, el también magistrado del Poder Judicial de Veracruz, Roberto Dorantes Romero, se niega a dejar el puesto a pesar de que estaría por cumplir 70 años, con lo que tendría que jubilarse tal como lo han hecho varios magistrados más luego de la reforma constitucional que hizo obligatorio el retiro por edad.

No obstante, en los pasillos del Palacio de Justicia comentan que el buen Roberto se aferra con uñas y dientes a la silla embrujada pues todo indica que desea continuar protegiendo a su vástago del mismo nombre, quien tiene serias denuncias por violencia intrafamiliar.

De tal manera que, en breve, podría darse a conocer un grueso expediente contra el Magistrado y su junior que seguramente cimbrará los cimientos del enorme edificio del Poder Judicial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here