Las más de 6 mil cámaras que la anterior administración anunció con boato y toda la cosa, han resultado un fraude. En municipios como Perote no funciona ninguna de las 24 que se le asignaron.

Si esas cámaras estuvieran activas se habrían evitado robos y se habrían localizado a secuestradores e incluso a asesinos. Pero nomás están de adorno.

Por dónde se le mire esto es un crimen, pero el principal responsable anda suelto y es casi seguro que nunca lo agarren, ya que al parecer las autoridades no quieren barrer para atrás.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here