En la mira

El viejo PRI en Veracruz no se va?

Silverio Quevedo Elox

A nivel nacional la actual lideresa del PRI nacional, Claudia Ruiz Massieu, ha tenido que enfrentar la inconformidad de los grupos políticos que sobreviven en ese partido para con la elección de la nueva dirigencia nacional y el método abierto para que sea la militancia quien decida sobre quién será su nuevo liderazgo.

La inconformidad estriba también puesto que tras la reunión del Consejo Político Nacional se ha dado a entender que el método cambiaría, y los aspirantes han tronado contra la dirigente, de quien se ha dicho proviene de la misma línea que René Juárez Cisneros quien trabajara con su asesinado padre, José Francisco. Y al mismo tiempo del grupo político de Miguel Angel Osorio Chong y cuyos tentáculos se extienden a Veracruz.

Fue precisamente Ruiz Masssieu, quien se hizo presente en las redes sociales con las primeras felicitaciones para el electo dirigente estatal de ese partido en Veracruz, Marlon Ramírez, al que si se eligió por el método de la militancia y con la votación de apenas el 20 por ciento del padrón que ostenta ese partido en Veracruz.

El electo líder del tricolor en la entidad tiene una prioridad, deberá dejar atrás su crecida confianza, a veces calificado como sobrado, para quitar las telarañas que le han endilgado.

Que si trae sello de Yunes, que si también obedece al ex gobernador, Fidel Herrera Beltrán.  Si los que están detrás es una cofradía que lo ha impulsado. Y que  la diputada federal Anilú Ingram por línea de Miguel Angel Osorio, en fin.

El hecho es que mucho de lo que se diga tiene que ser rebatido o desmentido por el regidor con licencia. Para asumir las riendas de su partido lo más saneado posible, de lo contrario, sus detractores tendrán tela de donde cortar, y aunque Marlon para toda tenga respuesta, sabe que finalmente se hace mella en el imaginario colectivo y como tal, siempre que sea allegado de información, ya sea falsa o verdadera, tendrá repercusiones.

Este fin de semana ante la periodista Alejandra Herrera en entrevista de Nuestras Noticias, este personaje habría de despicar cada uno de los hechos que se le imputan. Y dijo que está consciente del difícil tramo que le toca remar al frente del tricolor.

El analista político, Manolo Victorio afirma que el PRI no está muerto. Que se ha convertido como un cazador, poniendo al máximo su capacidad de expectante y ansioso que la víctima cometa el primer error. En este caso y en Veracruz, el gobierno de Morena.

Apuesta a que no cumpla las expectativas creadas entre sus electores, que no votaron por los principios ni por los ideales, votaron por un cambio, solo por ello, y si este no se le da entonces su simpatía puede desmoronar y sucumbir como opción política y con todo y la cuarta transformación.

Pero también asegura que su opción pueden ser las alianzas, y el PRI, ya en la lona, ya en bancarrota, lo mismo puede unirse al PAN que a los nuevos partidos nacientes, que son muchos. Entraría pues, el chiquillaje en acción.

Actualmente se contabilizan a por lo menos seis nacientes partidos. Los que han cumplido con los requisitos para ello. Y estarían en posición para cualquier alianza o estrategia aún con un PRI en la lona.

Y es que si Acción Nacional  lo hizo con el PRD todo se puede esperar. Algo impensable en la famosa y nunca esperada mezcla del agua y el aceite, pero aquí nada de eso lo impidió.

El PRI sabe que en cualquier momento puede fortalecerse y renacer, si como bien decía el politólogo chiapaneco, se creyó sepultado con el triunfo de Vicente Fox, pero tras el sexenio de Felipe Calderón resurgió y vivió un sexenio más con Enrique Peña Nieto y se erigió, dice él, la mafia del poder.

 

MUY EN CORTO

LA CORRUPCION EN LA SEV. El secretario de Educación, Zenyazen García Escobar dio un buen golpe no tan sólo al interior del sistema educativo sino por ende, mediático, al revelar que se desarticuló una red de aviadores en el manejo del Cobaev, institución de alto prestigio en Veracruz, con 214 plazas que eran usurpadas por gente sin trabajar pero con sueldos considerables.

Se trató de un ahorro de unos 100 millones de pesos o más al año que se derogaba entre los “maestros fantasmas” y que podrían significar daño patrimonial al Estado. Bien por el secretario de Educación pero algo debe recordar, que el sistema que maneja es un todo y no sólo se trata de un subsistema.

Es decir el combate a la corrupción debe imperar en buena parte de toda la madeja que significa la secretaría pues de lo contrario la víbora le puede aparecer en otros lados.

Por lo pronto podría estallar por ejemplo, un escándalo con el robo descarado que se realiza de las aportaciones que las cientos de cooperativas escolares hacen a la institución, vía una cuenta bancaria que se manejaba en forma discrecional.

Son decenas de millones de pesos que los “concesionarios” de las cooperativas acumulan en dicha cuenta y la entregan a la SEV, que en los últimos años han sido utilizadas para pagos de todo menos de conceptos de la dependencia. Lo peor, que en este régimen se sigue haciendo ese saqueo de recursos, que no están fiscalizados pues son ingresos del exterior y por la vía de cuotas a los que tienen asignadas dichas cooperativas en las escuelas del estado, pero ¿Zenyazen será ajeno a esta información?. La bomba le puede estallar en cualquier momento.

Compartir
Artículo anteriorAl pie de la letra
Artículo siguienteRúbrica

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here