La vuelta a Veracruz en un teclazo

Los retrasos de la Secretaría del Bienestar

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

 

En campaña muchos ciudadanos, entre estos una buena parte de los adultos mayores, votaron por Morena debido a las promesas de entrega de apoyos para este sector de la población, tal y como ya lo había hecho el hoy Presidente, cuando fue Jefe del gobierno capitalino.

Tras el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en las urnas, los abuelitos estaban emocionados pues su pensión se aumentaría al doble. Sin embargo, a punto de cumplirse los primeros seis meses de esta administración federal los recursos, a muchos, ni siquiera les han llegado.

El caso más emblemático es precisamente en la Ciudad de México, a cargo de Morena, en donde no han podido cobrar debido a un enredo en la sustitución de tarjetas pues, durante todos estos años que la capital ha sido gobernada por la izquierda, ellos habían recibido su pensión.   Como el doblete era imposible financieramente, ya solo recibirían la ayuda de la Federación, pero esto se les ha complicado más de la cuenta y dicen que ahora sí, en junio, quedará regularizada la situación.

Al abrir la entrega de estos montos sociales a toda la población de más de 68 años, no calcularon tampoco que hasta con sus choferes y en camionetotas, llegarían a inscribirse los adultos de la tercera edad, reclamando algo que, si bien no necesitan para subsistir, si les corresponde conforme a las nuevas reglas que estipuló la Federación.

Según expertos financieros, tan solo este programa, para el final del sexenio, se convertiría en una enorme carga fiscal por el orden de 193 mil millones de pesos para atender a 10.9 millones de personas.

Ahora, al menos en Veracruz, para la Secretaría del Bienestar, las cosas se están calentando pues a pesar de que ya tiene meses de que el censo concluyó, los apoyos no están llegando.  Lo mismo sucede con la ayuda para personas con discapacidad, por lo que las primeras manifestaciones en las oficinas donde despacha Manuel Huerta Ladrón de Guevara ya se alistan para esta semana.

Ahí están por ejemplo indígenas de Filomeno Mata, quienes anunciaron que este martes vendrían con este objetivo pues a 3 mil beneficiarias les recortaron el programa Prospera y, el que impulsa el nuevo gobierno, apenas alcanzará para 300 personas.

Dice un dicho que el prometer no empobrece, pero el no cumplirles con algo tan delicado, va a calentar los ánimos sociales y la factura electoral sería muy muy elevada para los morenistas.

@YamiriRodriguez

Compartir
Artículo anteriorHora cero
Artículo siguienteRúbrica

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here