De las 15 asociaciones políticas estatales que presentaron ante el IEV su intención de convertirse en partidos solo quedan 12.

De las 3 restantes, una se desistió y dos más no reunieron los requisitos.

Las 12 que siguen con vida deben efectuar sus reuniones distritales o municipales, en un plazo de un año.

Quienes conocen el tema aseguran que al final del camino, solo dos y cuando mucho tres de ellas aparecerán en las boletas de 2021, cuando tendrán que competir sin alianzas y lograr el 3 por ciento de la votación. De no lograrlo, la vida de esos nuevos partidos será más efímera que el gobierno de Miguel Ángel Yunes.

Compartir