En la mira

Las quejas contra la SEV
Silverio Quevedo Elox
Pareciera que el secretario de Educación, Zenyazen Escobar García, debiera poner más atención a su trabajo, y dedicarse a cumplir con esmero el encargo,  y dejar andar buscando más reflectores que demostrar resultados, pues de estos funcionarios ya el gobernador Cuitláhuac García tiene suficientes en el gabinete.
Y es que de lo contrario, habrán de tronarle los chinampines cuando menos se lo espera. Ya tiene varios frentes abiertos que van desde la grave inseguridad que denuncian maestros en la zona centro, principalmente, aunque es un problema que atañe al magisterio de todo el estado. Y que no ha sido en su totalidad atendida.
Los conflictos intersindicales, con los que no termina de conciliar. Y por si fuera poco, manejos extraños se han detectado en apenas unos meses de la administración al frente de la SEV, podrían saltar de un momento a otro, si no pone orden.
Ahora, además de los maestros que le exigen plazas y que no han sido atendidos, y otros que reclaman pagos, al controvertido y apodado estríper, le salta el grave señalamiento de padres de familia contra maestros en una escuela de nivel preescolar por abusos contra los niños.
El reclamo, y quizá por lo que más se preocupó el secretario de Educación, cobró fuerza pues los afectados lo hicieron durante la gira del presidente Andrés Manuel López Obrador al municipio de Coatepec.
Tras el hecho, Escobar García asegura que tiene al menos cuatro expedientes en contra de mentores que enfrentan señalamientos de maltrato por parte de estudiantes. Y que según esto, han sido separados de sus funciones.
“No vamos a proteger a ningún maestro o maestra que este lastimando la integridad física de cualquier niño o niña del estado de Veracruz, eso no lo vamos a permitir, de hecho hemos estado con los Sindicatos, hemos sido enérgicos en el tema donde se han dado algún tipo de tema de acoso contra alumno y alumna, así como en actos de maestros que hayan incurrido en maltrato físico”, aprovechó para poner las reglas el titular de la Educación en Veracruz.
Lo cierto es que es esa dependencia en la que parece que deben ponerse más las pilas, sobre todo, si su titular no tiene idea de lo que representa un monstruo administrativo como la Secretaría y el síndrome del ladrillo lo ha invadido.
La imagen del funcionario no es buena hacia los docentes, a quienes parece ningunear como sus empleados. Al menos en dos eventos públicos no ha quedado nada bien por el desdén que muestra hacia los mentores.
Recientemente en las Olimpiadas de conocimientos del nivel primario de Educación, con un conglomerado de al menos un centenar de maestros que acompañaron a los trescientos niños con los mejores promedios del estado y que fueron reconocidos en la ciudad de Xalapa, se sintieron ignorados.
Mientras todos le esperaban para la fotografía oficial, ya colocados solo a la espera del funcionario, de pronto recorrió hacia otro extremo y dijo que ya no tenía tiempo y debía ir al evento. Al insistirle en la foto, dialogaba con sus asistentes, y expresó que era más importante lo que estaba resolviendo que irse a tomar una foto con los maestros.
Hecho que fue de mal gusto para los mentores, que nunca habían recibido un desprecio, con una actitud tan descortés de un secretario de Educación, pues dicho evento se realiza cada año. Anteriormente en otra ceremonia pasó algo similar.
MUY EN CORTO
SE PREPARA AL FISCAL. Una fuente allegada a la familia del Fiscal General del Estado Jorge Winckler Ortiz, reveló que el Fiscal decidió sacar a su familia del país y según la fuente con destino a Canadá en donde ya inscribió a sus hijos al Colegio en aquel país, ya que su salida de la Fiscalía es inminente.
Según dicen su salida de la Fiscalía será en lo obscuro sin que nadie se de cuenta en otras palabras de prófugo, ya que su mismo Patrón ya se lo advirtió que no hay nada que hacer más que estar preparado para la huída. Y de ser así, mal que el funcionario haya estirado tanto la liga, para venir a hacer de todas formas lo que políticamente hubiera sido correcto, con anticipación.
Por lo pronto aseguró que su familia no pase un mal momento como los que pasaron las familias de los ex duartistas que con engaños y de forma ilegal  pararon a la cárcel. Claro, eso no significa que no sean culpables.
De ser cierto, según lo que ha trascendido, entonces ¿Será que el aún fiscal empieza a sentir el frío de Canadá o está consciente que el «oxígeno» se le está acabando ?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here