La vuelta a Veracruz en un teclazo

Por un Veracruz limpio

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

La semana pasada, en el Congreso Local, la diputada María Esther López Callejas, propuso prohibir, de una buena vez por todas, el uso de bolsas y popotes de plástico, así como recipientes de unicel o poliestireno expandido. Si bien supuestamente ya no se pueden usar los popotes, lo cierto es que no es el único problema de desechos, ya que todo prácticamente nos lo dan en plástico o unicel, en una cocina económica, en una taquería, un jugo o un refresco. Hagamos el cálculo de cuánta es la basura que vamos generando a lo largo de un día, una semana o un mes.

Sin embargo, esto no es nuevo, desde hace ya varios años se había prohibido su uso, aunque pocos han sido los que han hecho caso.  Si bien en muchos establecimientos ya no entregan popote, todos los super mercados siguen dando bolsa de plástico y el unicel se utiliza indiscriminadamente.  Incluso, de acuerdo con datos de Greenpeace, destacábamos como uno de los pocos estados que ya lo había tomado estas medidas legalmente, aunque no en la práctica.  Hoy el tema está otra vez sobre la mesa.

No se trata ya de reciclar, sino de generar la menor basura posible, de ahí que se volviera a presentar una iniciativa de reforma a la Ley de Prevención y Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos y de Manejo Especial para el Estado de Veracruz, que hizo la morenista.

De aprobarse esta nueva reforma, según lo expuso, se sancionaría a las tiendas de autoservicio, tiendas de conveniencia, mercados, restaurantes, bares, cafeterías y demás que, para prestar sus servicios en Veracruz, utilicen bolsas o popotes de plástico no reutilizables, así como recipientes de unicel, a la par de que planteó la necesidad de realizar campañas en las que se fomente “sin bolsa está bien”, “sin popotes está bien” y “sin unicel está bien”.

Ya en el país tenemos muy buenos ejemplos.  El pasado 29 de mayo, el Congreso Local de Quintana Roo, aprobó la Ley de Residuos Sólidos, con la que se prohíbe el uso de plásticos. La de Veracruz es igualita a esta, con la salvedad que en la del estado panista quedan exentos de esta prohibición los equipos y materiales usados para la industria de la construcción, empaques de mercancías y los productos utilizados para fines médicos. Unos días antes, el 21 de mayo, habían hecho lo propio en Nayarit. Ojalá que en esta ocasión los veracruzanos si hagamos caso.

@YamiriRodríguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here