La vuelta a Veracruz en un teclazo

El nivel discursivo del Doctor Alor

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

 

El 7 de junio, en el país, se celebra el Día de la Libertad de Expresión. Como regalo, el secretario de Salud en el Estado de Veracruz, Roberto Ramos Alor, haciendo gala de su nivel de discurso, les soltó a los reporteros que cubrían su conferencia de prensa del pasado miércoles, que “no les embonaba ningún chile”, esto en referencia a los cuestionamientos que le han hecho por el desabasto de medicamentos que prevalece aún en la entidad.

Una cosa es ser coloquial y otra vulgar, como es el caso del galeno, quien deja muy en claro que, para el servicio público, tiene demasiada delgada la piel, pues acusa que los periodistas veracruzanos lo señalaban por la carencia de medicamentos y, ahora, le cuestionan dónde se compraron y cómo fueron los procesos de adquisición.

El neumólogo pediatra sabrá mucho de su área, pero parece desconocer que, como funcionario público, está bajo el escrutinio su quehacer y más cuando hay recursos del pueblo de por medio, aderezado por el escándalo de supuesta corrupción en el que está inmerso su correligionario, el delegado federal en Jalisco, Carlos Lomelí, por hacer negocitos millonarios con la venta de medicinas y donde sale a relucir Veracruz como uno de sus clientes.

Pero Ramos Alor no es el único funcionario de este gobierno que ha agredido verbalmente a los periodistas veracruzanos, la lista se va extendiendo, aunque él ha sido el único que ha externado una disculpa pública, aunque aduciendo a que nunca fue con el afán de ofender, pues se trataba de una expresión muy “sureña”.

Parte de la labor de un periodista es informar con objetividad, investigar, indagar, cuestionar lo que sea de la esfera pública. Aunque muchos no lo entiendan así, la prensa no es para aplaudir ni para elogiar y, sin libertad de expresión es difícil avanzar como sociedad.

Ojalá y entiendan que hoy se viven nuevos tiempos, donde supuestamente existe mayor apertura, en los que la gente demanda mayor información y estamos en la transición de ser una sociedad mucho más informada.

Los diagnósticos del doctor Alor son de pena ajena y, una vez más, dejan mal parado al gobierno veracruzano en el plano nacional.

¡Feliz Día de la Libertad de Expresión!

@YamiriRodriguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here