Hora cero

Sergio Vázquez y el arte de escupir para arriba

Luis Alberto Romero

A finales de noviembre pasado, el entonces presidente del Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Estatal Anticorrupción (SEA), Sergio Vázquez Jiménez, afirmaba que no había razón para separarse del cargo público que ostentaba porque no había una denuncia formal en su contra.

En ese entonces, el gobierno yunista que lo había encumbrado y soportado, tenía las horas contadas y la nueva era de la 4T todavía no se asentaba en la formalidad del gobierno veracruzano.

Pasaron seis meses para que el citado personaje rindiera su último informe de actividades al frente de ese organismo, que muchos consideran tiene la fuerza de un agua mineral destapada hace una semana.

Finalmente, este jueves, justo el día que Vázquez Jiménez podría tener protagonismo para la promoción de sus pírricos logros al frente del CPC, se revela que hay denuncias contra su despacho denominado “Contadores y Abogados Corporativos de Veracruz SC”; lo anterior, al salir a la luz pública todo el historial que el Ayuntamiento de Xalapa le ha enderezado por incumplimiento de obligaciones pactadas en el contrato de prestación relativo a los “Servicios Profesionales para la Dictaminación y Pago del Impuesto sobre Erogación de Remuneraciones al Trabajo Personal”, correspondiente al ejercicio 2017.

Ser acusador acusado es una práctica recurrente que muy pocos libran, y en el caso de Sergio Vázquez Jiménez todo indica que confirmará la vulnerabilidad que muchos sienten a la hora de enfrentar las acusaciones por actos cometidos al amparo de un estado de cosas que hoy es sancionado.

El poder de la 4T motivaba comentarios chuscos en el tema anticorrupción; sin embargo, en los hechos  se observa que realmente hay un cambio en el sentido de las fuerzas y en el combate a los vicios en la administración pública.  Esto es algo que el hoy ex presidente del CPC debió haber entendido antes de escupir para arriba, porque si se confirman los señalamientos que se ventilan en el Ayuntamiento de Xalapa, el despacho de Sergio Vázquez saldrá sumamente raspado; sobre todo porque se trata de quien, al menos en teoría, ha tenido en sus manos el tema del combate a la corrupción en la entidad.

La duda es si realmente este personaje era la mejor opción para encabezar el CPC o si sólo estuvo en ese espacio por acuerdos que nada tienen que ver con el reconocimiento a su desempeño.

Lo único bueno del paso de Sergio Vázquez por el CPC es que ese gris episodio del Sistema Estatal Anticorrupción ya terminó; el hoy ex presidente sale con más pena que gloria: muy cuestionado y como blanco de las sospechas por el desempeño de su despacho.

La estafeta pasó este jueves a Emilio Cárdenas Escobosa, quien a diferencia de Vázquez Jiménez sí es reconocido por una trayectoria limpia y congruente. El nuevo presidente del CPC tendrá la encomienda inicial de resolver el tema de los recursos en un organismo que prácticamente sólo opera con recursos para la nómina, dado que fue objeto de la tijera presupuestal en la Legislatura del Estado. @luisromero85

Este es el ejemplo de un texto alternativo
Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here