Pluma negra

Un crimen más a políticos

 

Ignacio Álvarez

Un asesinato más de personajes ligados a la política, el pasado viernes fue hallado el cuerpo de Efraín García Zavala, un joven político que había sido candidato del Partido Verde a la alcaldía de su natal Tezonapa y luego a la diputación local por el Distrito de Zongolica, aunque no ganó, su fama como un luchador de las causas comunes se mantenía firme, en toda la región de la Sierra de Zongolica era apreciado y respetado.

Ya había sido director del Instituto Tecnológico Superior de Zongolica y tras sus descalabros en las elecciones no se alejó de la política social, se mantuvo en activo para ayudar a los demás. El año pasado emprendió un movimiento con los concesionarios de transporte público mixto rural que eran acosados por los transportistas de la región, con su entusiasmo y entereza en poco tiempo consolidó una agrupación sólida que prometía mucho, hasta el pasado viernes.

Paralelo al transporte público mixto rural, García Zavala tomó las riendas de la producción de caña en las parcelas familiares, pero hubo alguien que le incomodó la existencia y acciones del político y sus alcances, por eso el viernes lo hallaron con un tiro en la cabeza dentro de su propio vehículo.

El crimen Fay como era conocido, se suma a la ola de violencia e impunidad que prevalece en Veracruz, Efraín se convirtió en uno más de las estadísticas de crímenes pero también de los expedientes que se complican en la Fiscalía General del Estado y que usualmente no alcanzan justicia.

 

Por fin previenen

Lo que se dejó de ver desde hace más de ocho años en Veracruz, ahora se retoma, la prevención a los desastres naturales que en los últimos años dejaron al menos 10  muertos por falta de un política firme en prevención de riesgos. El fin de semana autoridades federales encabezas por el Coordinador Nacional de Reconstrucción, René Téllez, el subsecretario de Ordenamiento Territorial de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano (SEDATU), David Cervantes Peredo; el Delegado Federal del Gobierno de México en Veracruz, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, representantes de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y del gobierno estatal y municipales de las zonas de riesgos.

EN plena temporada de ciclones y huracanes, Veracruz es uno de los estados estados vulnerables a desgracias por su geografía y la dispersión de viviendas rurales y urbanas, lo que exige medidas de prevención adicionales a las campañas nacionales de difusión.

Las condiciones de riesgos exigen la integración de comités con presencia de autoridades municipales, estatales y federales de protección civil para prevenir incidentes lamentables en las zonas de riesgos.

En el pasado, ese tipo de contingencias se atendían a través de subcomités que nunca funcionaron, por esos en años anteriores, los deslaves o derrumbes de cerros y crecidas de ríos dejaron saldos rojos. El 9 de septiembre del 2013 murieron en Coscomatepec ocho personas como consecuencia de un deslave; el 9 de septiembre del 2017 el huracán Katia provocó deslaves en la capital veracruzana, en esa ocasión dos personas perdieron al vida en una avalancha de lodo en la colonia Luis Donaldo Colosio.

Y es así como el burocratismo y negligencia en las política de prevención y protección civil mantienen una peligrosa laguna en materia de administración pública desde hace dos administraciones estatales.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here