Dejan sus casas por problemas de Inseguridad, en Briones

Francisco De Luna

Coatepec, Ver.-Desde inicios de este 2019, algunas familias que habitaban la zona conocida como “Briones” fueron abandonando sus casas poco a poco, esto derivado de la constante inseguridad que comenzaron a vivir.

En el camino Briones-Rancho Viejo, una vía antigua que conecta a Coatepec con el municipio de San Andrés Tlalnelhuayocan, se observan más de cinco letreros donde se lee: “Renta” o “Venta”.

Algunos propietarios han decidido rentar las casas, aunque otros decidieron ya no regresar a este sitio y por ello optaron por ponerlas en venta, narra uno de los vecinos quien invita al recorrido en las afueras del municipio de Coatepec.

La protesta de las familias, se desarrolló el día 17 de enero de 2019, cuando denunciaron de manera pública que encapuchados y armados entran a las casas de las familias que habitan en Briones, área ubicada en los límites de los municipios de Coatepec y San Andrés Tlalnelhuayocan.

En esa fecha también dieron a conocer que la inseguridad creció tanto al grado de agredir y secuestrar a los habitantes de estas unidades habitacionales.

“Los delincuentes llegan desde las montañas y de manera violenta irrumpen la tranquilidad de sus hogares y amordazan a los niños, mientras que a los papás los encañonan con armas largas para obligarlos a entregar sus pertenencias”, fueron parte de los relatos de las familias víctimas de la inseguridad.

A principios de año, la protesta se hizo en la orilla de la carretera Xalapa-Coatepec muy cerca de las instalaciones del Instituto de Ecología (Inecol) donde portaban pancartas con las consignas “exigimos mayor seguridad”, “Alto a la inseguridad”, “Encapuchados entran a las casas”.

Las zonas de riesgo son Rancho Viejo, Mariano Escobedo, Zoncuantla y Briones, pues además ahí mismo, los ciclistas que acuden a ejercitarse en los alrededores de la zona boscosa han sido víctimas de grupos armados que los despojan de sus propiedades.

En aquella ocasión se observaron pancartas con los mensajes “queremos vivir en paz” y “alto a la delincuencia”. Lo anterior, ha permitido una disminución en la incidencia delictiva, según comentan algunos pobladores de la zona.

Sin embargo, dicha situación originó que algunas personas dejaran sus viviendas en busca de un lugar más tranquilo para habitar, porque a pesar de la presencia policiaca, no se sienten completamente seguros y algunos optaron por abandonar Briones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here