La vuelta a Veracruz en un teclazo

Prensa: bajo fuego en Veracruz

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

Después de muchos meses de supuesta calma, el pasado viernes fue acribillado en la localidad de La Bocanita, Jorge Celestino Ruiz Vázquez, corresponsal del Gráfico de Xalapa en la región de Actopan, convirtiéndose trágicamente en el primer periodista veracruzano asesinado en la era morenista.

Con tuitazos, las autoridades estatales, como lo hicieron en su momento el PRI y el PAN, salieron a condenar los hechos, aunque poco trabajó esta administración morenista por preservar la integridad del hoy occiso, a pesar de que ya tenía amenazas y que en tres ocasiones le habían baleado su casa, por lo que había denunciado.

Peor aún es que este lamentable hecho desembocó, una vez más, en el pleito casado entre la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Fiscalía General del Estado (FGE) sin que hasta el momento haya un detenido.

Por un lado, la Fiscalía acusó que la actual administración no dio cumplimiento a las medidas de protección del corresponsal y su familia, las cuales estaban vigentes. En su defensa, la SSP afirmó que éstas fueron implementadas en tiempo y forma, de acuerdo con los requerimientos de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales y en Delitos contra la Libertad de Expresión. Incluso aseguró que presentó los informes requeridos por Jorge Winckler como fotografías de los rondines, la bitácora de visitas con la firma del agraviado y los nombres de los elementos policiales que lo custodiaban.

Quien no dejó correr el tiempo fue el presidente municipal de Actopan, José Paulino Domínguez Sánchez, pues su nombre supuestamente figura en la carpeta de investigación de la denuncia que Ruiz Vázquez había presentado, por lo que salió a decir que él no tuvo nada que ver.

Y es que conforme a las estadísticas que tienen diversas organizaciones, nacionales e internacionales, en pro de la libertad de expresión, las agresiones contra la prensa provienen en la gran mayoría de los casos, de las propias autoridades y aquí, en Veracruz, vergonzosamente tenemos muchos casos, como el de Moisés Sánchez Cerezo, en 2015, sin que haya justicia para su familia y muchos otros más.

Descanse en paz el corresponsal. En este caso y en todos los demás seguimos esperando respuestas y que se de castigo a todos los responsables.

@YamiriRodriguez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here