Veracruz, uno de los tres estados con mayor pobreza extrema en la década: Coneval

Redacción Hora Cero

El Coneval presentó este lunes una serie histórica que permite, por primera vez, observar la evolución de la pobreza por 10 años (2008-2018) en el país para las 32 entidades federativas. Dichos datos, sobre la evolución de la pobreza, son útiles al Estado mexicano para monitorear sus acciones en desarrollo social.

De lo anterior arrojó que las tres entidades en donde se observaron los mayores porcentajes de población en situación de pobreza entre 2008 y 2018 fueron Veracruz, Oaxaca y Colima.

Veracruz aumentó la pobreza en 10 puntos en una década. En 2008, 51.2% de la población veracruzana era pobre. En 2010 aumentó a 57.6%. Para 2012 se redujo a 52.6 por ciento; 58% en 2014; 62.2 en 2016 y 61.8 en 2018.

«El reto sigue siendo el sureste del país donde se encuentran las entidades con mayor porcentaje de población en situación de pobreza 2008-2018: Chiapas (77.0% a 76.4%), Guerrero (68.4% a 66.5%), Oaxaca (61.8% a 66.4%) y Veracruz (51.2% a 61.8%)», dijo el órgano independiente.

En contraste,  24 entidades federativas tuvieron una reducción en el porcentaje de la población en situación de pobreza. Las tres entidades que presentaron la mayor reducción fueron Aguascalientes, Hidalgo y Tlaxcala.

El número de personas en situación de pobreza pasó de 49.5 a 52.4 millones de personas en la década. Así, el porcentaje de la población en situación de pobreza pasó de 44.4% a 41.9%, lo que representa una disminución media anual de 0.24 puntos porcentuales.

El número de personas en situación de pobreza extrema pasó de 12.3 a 9.3 millones de personas. El porcentaje de la población total en situación de pobreza extrema pasó de 11.0% a 7.4%.

Entre 2008 y 2018, se observa un mejoramiento en los indicadores de carencias sociales a nivel nacional y en la mayoría de las entidades federativas: El rezago educativo pasó de 21.9% a 16.9% entre 2008 y 2018.

La carencia por acceso a la seguridad social pasó de 65.0% a 57.3% entre 2008 y 2018.

La carencia por acceso a los servicios de salud pasó de 38.4% a 16.2%

La carencia por calidad y espacios de la vivienda pasó de 17.7% a 11.1%

La carencia por acceso a los servicios básicos en la vivienda pasó de 22.9% a 19.8%

La carencia por acceso a la alimentación pasó de 21.7% a 20.4% entre 2008 y 2018.

El número de personas con un ingreso inferior a la línea de pobreza por ingresos pasó de 54.7 a 61.1 millones de personas. En porcentaje, la población con un ingreso inferior a la línea de pobreza extrema por ingresos fue 16.8% entre 2008, el mismo nivel observado en 2018.

El número de personas con un ingreso inferior a la línea de pobreza extrema por ingresos pasó de 18.7 a 21.0 millones de personas. En porcentaje, la población con un ingreso inferior a la línea de pobreza por ingresos pasó de 49.0% a 48.8%

El promedio de las carencias de la población en situación de pobreza pasó de 2.8 a 2.2 entre 2008 y 2018. De igual forma, las carencias sociales promedio de la población en situación de pobreza extrema pasaron de 3.9 a 3.6.

Para población hablante de lengua indígena en situación de pobreza, el porcentaje pasó de 76.0% a 74.9% entre 2008 y 2018. El porcentaje de la población no hablante de lengua indígena en situación de pobreza pasó de 41.4% a 39.4%.

En relación con los grupos de edad: el porcentaje de la población menor de 18 años en situación de pobreza pasó de 53.3% a 49.6% entre 2008 y 2018; entre adolescentes y jóvenes de 12 a 29 años pasó de 43.0% a 42.4%.

El porcentaje de pobreza en la población adulta mayor (65 o más años) pasó de 44.9% a 41.1%

La población con discapacidad en situación de pobreza pasó de 50.2% a 48.6% 

El porcentaje de la población en situación de pobreza en zonas rurales pasó de 62.5% a 55.3% 

En el caso de la población en situación de pobreza en zonas urbanas, el porcentaje pasó de 38.9% a 37.6% 

Si bien en estos 10 años se ha reducido la brecha de pobreza en las zonas rurales y urbanas, la pobreza en 2018 en zonas rurales aún sigue siendo mayor: 55.3% comparado con 37.6% en las zonas urbanas.

Si bien en estos 10 años se ha reducido la brecha de pobreza en las zonas rurales y urbanas, la pobreza en 2018 en zonas rurales aún sigue siendo mayor: 55.3% comparado con 37.6% en las zonas urbanas.

El porcentaje de mujeres en situación de pobreza pasó de 44.6% a 42.4% entre 2008 y 2018, en tanto que el porcentaje de hombres en situación de pobreza pasó de 44.0% a 41.4%.

Entre 2010 y 2015 en 1,064 municipios aumentó el porcentaje de población en situación de pobreza, mientras que en 1,185 municipios se incrementó el número de personas en situación de pobreza.

Compartir