En el municipio de Ángel R. Cabada, el conflicto interno en el Ayuntamiento comienza a subir de tono.

El alcalde perredista Arturo Herviz Reyes tiene en contra a todo el cabildo. Los ediles, o al menos cuatro de los cinco que tiene ese Ayuntamiento, denuncian un presunto desvío y destituyeron al tesorero municipal.

No es todo, ante un supuesto derroche de recursos y debido a la falta de transparencia que prevalecería en el gobierno municipal, pidieron que el Congreso intervenga la Tesorería.

Este no sería el primer caso durante la actual Legislatura veracruzana.

Compartir