La vuelta a Veracruz en un teclazo

El enojo de Mariani y la disputa por el Orfis

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

 

Nunca, desde su creación, se había llevado tanto reflector al nombramiento del nuevo titular del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) en Veracruz. Este miércoles, por ejemplo, se filtró, a través de chats de Whatsapp, una foto de René Mariani Ochoa, quien fuera el primer encargado de esta instancia allá en los tiempos del alemanismo.

Dicha imagen fue tomada en la Ciudad de México, previo a una reunión que tendría en la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal, a cargo de Julio Scherer Ibarra, supuestamente en un intento de cabildear su regreso después de muchos muchos años a esta posición.

Sin embargo, el hecho desencadenó la molestia del contador, pues cerca de las 5 de la tarde de ese mismo día, mientras esperaba la corrida de las 17.30 horas de su ADO Platino en la terminal de la TAPO que lo trajo de regreso a Xalapa, maletín en mano tuvo una conversación, vía celular, de más de 20 minutos, quejándose amargamente por el hecho.

Mariani dirá que le han puesto una sombra, pero lo cierto es que si hablas con voz tan fuerte es obligado que el resto de los pasajeros que aguardaban en la sala, mientras tomaban un café escucharan sus sospechas de quién fue el que coló la foto: desde el hermano de su vecino, pasando por un tal Gustavo, hasta sobre nombres de personajes de la política.

No conforme con esto, después de haber pasado por el filtro de revisión y guardado su portafolio -lo único que llevaba-, en el compartimiento superior del asiento 1, volvió a tomar su teléfono para quejarse, lo que se escuchaba en todo el camión en completo silencio. Dio detalles además de su agenda de la próxima semana, una visita al TEC, para luego regresar a los moros con tranchetes.

Incluso enteró, sin querer queriendo a sus compañeros de viaje, que se quejó en la oficina de Scherer y que se comprometieron a revisar las cintas de grabación de las cámaras de seguridad de esta área de la Presidencia para ver quién filtró la foto, dado que solo había tres personas ahí. No descartó, inteligente como es, los nexos por amistad.

Ya al llegar a la capital veracruzana, cerca de las 22 horas, una tercera llamada insistente en que eran muchos los mensajes que le habían llegado por la foto. Tal parece que la dichosa foto le puede tirar sus aspiraciones de retorno. Ojalá y le deje la lección de ser más discreto con sus pláticas. Ya se verá.

@YamiriRodriguez

Este es el ejemplo de un texto alternativo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here