Demanda de órganos triplica la disponibilidad de donadores

La diputada Claudia Reyes Montiel (PRD) propuso exhortar al Poder Ejecutivo Federal para que, a través de la Secretaría de Salud y del Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra), diseñe e implemente campañas informativas sobre la donación de órganos, tejidos y células, a través de spots en televisión, radio, prensa e Internet, pues la falta de donantes ha generado un problema de salud pública.

En un punto de acuerdo que analiza la Segunda Comisión de la Permanente, señaló que en el ámbito mundial, España, en 2017, fue el país con mejores estadísticas en cuanto a la donación de órganos, ya que por cada millón de habitantes hubo 47 personas que una vez que habían fallecido se volvieron donadores. En América Latina, Uruguay es la nación con mejor posición, donde por cada millón de habitantes hubo 18.9 personas fallecidas que habían donado sus órganos.

En México, la donación va por un camino diferente. En 2017 había 3.9 donantes por cada millón de personas. En 2018, de acuerdo con datos del Cenatra, se hicieron siete mil 583 trasplantes; sin embargo, había 21 mil 893 enfermos en espera de un trasplante; es decir, la demanda supera tres veces a la oferta.

Durante ese año, del total de personas que buscaban un riñón representaba el mayor número, con 15 mil 72. Para el segundo trimestre de 2019, los ciudadanos en espera de un órgano eran 22 mil 290 y nuevamente el trasplante de riñón ocupaba el primer lugar, con 15 mil 939 personas en espera, seguido de las que necesitan una córnea, 5 mil 988.

Reyes Montiel precisó que los bajos niveles de donación en México son preocupantes si se considera que en 1963 se realizó el primer trasplante y desde entonces se ha emprendido por parte del gobierno y diversos grupos sociales esfuerzos por concientizar y crear una cultura de la donación; sin embargo, los datos demuestran que no se ha logrado afianzar.

Mencionó que la donación puede hacerse en vida o una vez que la persona haya fallecido; en este último caso no existe límite de edad, siempre y cuando los órganos y tejidos estén sanos. La importancia de la donación y el trasplante radica en que permite que una persona con un padecimiento irreversible pueda mejorar su condición y calidad de vida e incluso, en algunos casos, representa la única vía para conservar la vida.

La falta de avance en la construcción de una cultura de la donación obedece a factores como las creencias de las personas, la idea de que la donación puede afectar la salud cuando se hace en vida, carencias estructurales y de personal capacitado, además de falta de información y de consentimiento de la familia del posible donador.

Afirmó que una manera de promover la donación es a través de campañas de difusión en donde se brinde información que permita conocer el tema y sus alcances, clarificar las dudas existentes, así como brindar datos sobre el procedimiento a seguir en caso de querer ser donante.

En 2011 en Estados Unidos, por ejemplo, con las campañas de difusión se logró aumentar la tasa de donación de 47.5 a 51 por ciento y el rechazo pasó del 44 al 33 por ciento.

En 2018 la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco, y la Universidad Autónoma del Estado de México dieron al Cenatra materiales audiovisuales para la comunicación y promoción de la donación, lo que podría auxiliar en la realización de la campaña que se propone.

La diputada resaltó que si bien el Cenatra tiene entre sus funciones el diseñar y coordinar campañas de difusión sobre la donación, se reconoce que esta actividad, además de ser permanente, requiere apoyo y respaldo en los diversos niveles de gobierno, poderes, instituciones y organismos públicos y sociales para mayor alcance y efectividad en su misión.

Compartir