A punto de romper la marca mundial de más partidos sin ganar, el equipo de los Tiburones Rojos de Veracruz parece condenado a un nuevo descenso.

El club de Fidel Kuri no conoce la victoria desde hace 31 jornadas y en una semana acumulará un año sin celebrar un triunfo; lleva 23 derrotas y 8 empates.

De no ganar en el siguiente compromiso, cuando recibirá al Atlético San Luis, los Tiburones pasarán a la historia del balompié mundial como el equipo con la racha más perdedora.

A este paso, ya se puede anticipar un nuevo descenso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here