El gobierno de Cuitláhuac García despoja de viviendas a veracruzanos: Samuel Aguirre

Samuel Aguirre Ochoa *

Como ya es de conocimiento de buena parte de la opinión pública, el pasado 11 de julio la fuerza policiaca de Veracruz despojó en forma violenta a más de 30 familias de sus casas en Villas Xalapa; personas que habían comprado dichas casas de buena fe a los apoderados de la empresa KADIC S.A hace más de 10 años, tiempo durante el cual las habitaron en forma pacífica e ininterrumpidamente.

Pero resulta que con el tiempo apareció un individuo de nombre Humberto Camacho Domínguez para reclamarlas y con triquiñuelas legales y de manera artificiosa ganó un juicio civil, del cual se valió para “presionar” al ejecutivo estatal y le ayudara a realizar el lanzamiento, dejando en la calle a las familias que habían comprado las casas.

Apenas había pasado un mes de esta injusta acción, cuando el pasado 15 de agosto se corrió el rumor de que ahora serían despojadas de sus casas poco más de 160 familias de la colonia Margarita Morán Véliz, segunda sección. Los vecinos se enteraron y montaron guardia para defender su patrimonio ante semejante injusticia, al mismo tiempo que realizaron una campaña de denuncia a través de la redes sociales que se convirtió en tendencia nacional por el apoyo que recibieron de la opinión pública. Como a las 10 de la noche los colonos se enteraron que se había dado marcha atrás a la orden que ya tenían los policías de actuar con lujo de violencia; en esta ocasión también al servicio de Humberto Camacho, conocido defraudador inmobiliario, que está siendo utilizado por poderosos intereses económicos y políticos que se han propuesto golpear al Movimiento Antorchista en Veracruz.

Tendrá unos 40 días que se montó una provocación por parte de porros armados en el predio El Roble, ubicado en la salida a Coatepec, que tenía como propósito generar un enfrentamiento con los vecinos que habitan este lugar, y así la policía tener pretexto para intervenir y desalojar a más de 150 familias que desde hace más de 20 años viven en dicho lugar, después de haber comprado sus terrenos.

Tres ejemplos de como el gobierno que encabeza el morenista Cuitláhuac García Jiménez, en lugar de buscar solución al grave problema de la falta de vivienda de la gente pobre en Xalapa y en el estado de Veracruz, se la está arrebatando, violando el artículo cuarto de la Constitución Política del país, que garantiza el derecho de vivienda de los mexicanos. Poniendo de manifiesto el verdadero carácter de su gobierno, un gobierno antipopular, al servicio de los poderosos y represor de la gente humilde, a quien de dientes para fuera prometió defender durante su campaña.

Debemos aclarar que la actitud de los vecinos, ha sido limpia y de buena fe, pues en dos casos compraron los terrenos y en el otro lo recibieron de una autoridad del gobierno. De tal manera no se les puede culpar de una acción ilegal, pues si bien se trata de personas humildes, todas son gente honrada y trabajadora.

Es importante que la opinión pública se entere de estas acciones para que conozca el verdadero rostro de los gobiernos morenistas en general, y en particular, del gobernador de Veracruz. Los analistas políticos estatales y nacionales han venido comentando que quitarán del gobierno de Veracruz al Ing. Cuitláhuac García, que solo esperarán pasar 2 años para no tener que organizar una nueva elección, pues es seguro Morena la perdería por el desprestigio que ha alcanzado ante la falta de resultados.

Los problemas en Veracruz se incrementan: crece la inseguridad, crece la pobreza y el desempleo; crece la deserción escolar ante la desaparición del programa PROSPERA, pues ahora las familias no tienen para pagar la educación de sus hijos, crecen los problemas de salud pues ahora la gente no tiene seguro popular, en el campo la situación se agravó debido a que desapareció el programa de semilla de maíz y fertilizante subsidiado, desapareció el PROCAMPO, etc. Las becas Bienestar no se han pagado y no se están haciendo obras de servicios básicos en las viviendas que mejoren las condiciones de vida de las familias.

Veracruz y el país entero van hacia un callejón sin salida, sus gobernantes no saben economía, no saben geopolítica y no saben cómo conducir al país y todavía se ponen a despojar de sus casas a las familias humildes. No se dan cuenta que la pradera está seca y que es muy riesgoso jugar con fuego. Si no lo saben, alguien se los debe advertir, no sea que cuando se enteren sea ya demasiado tarde.

Por lo pronto los antorchistas jugaremos nuestro papel de decirle al gobernador que las cosas están difíciles en el estado, que debe de escuchar, atender a la gente y resolverle sus problemas, por lo que éste lunes llevaremos a cabo una marcha en la ciudad de Xalapa, a partir de las 10 de la mañana, que partirá del Teatro del Estado y culminará en la Plaza Lerdo, para exigirle atienda las demandas que desde febrero le planteamos en el pliego petitorio.
A la opinión pública le pedimos su comprensión y su apoyo moral.

 

* Samuel Aguirre es dirigente estatal del Movimiento Antorchista en Veracruz

Compartir