Pluma negra

Magisterio víctima de extorsión

 

Ignacio Alvarez

Para el sector magisterial del estado de Veracruz el delito de extorsión se convertido en una verdadera incertidumbre, temor y trágicas consecuencias, principalmente en la zona centro del estado, donde al menos un profesor o profesora es víctima cada tercer día, sin que trascienda de su circulo familiar y laboral, ya que por temor no se denuncia a menos de que las consecuencias sean fatales.

Desde hace más de un año y con el conocimiento de que se trata de un sector que tiene ingreso solventes y seguros, la delincuencia organizada y la improvisada ha convertido en sus víctimas a los mentores del corredor Córdoba-Orizaba. Evidentemente no existen cifras oficiales, pero sí la constante incertidumbre en el sector al conocer casi diario de un nuevo caso, en algunos casos la extorsión ya es permanente, es decir como el cobro de piso, los maestros son obligados a entregar parte de su quincena, ante la amenaza de que ellos o su familia sufrirían las consecuencias de una resistencia.

Y aunque ni las autoridades de la Secretaría de Salud han querido reconocer el problema, ni los maestros lo denuncian por miedo, el dirigente del Síndicato Unido de Trabajadores de Educación Media, Ricardo Diz Herlindo rompió el silencio y denunció públicamente la situación con el fin de que alguna autoridad estatal o federal se entere y tome cartas en el asunto.

Las extorsiones, secuestros, amenazas y cobro de piso alcanzan hasta 10 mil  pesos por quincena, la gran mayoría de los maestros están bajo el acecho de los delincuentes.

Las historias se contabilizan en decenas, terror que padecen los maestros al recibir las amenazas de que sino entregan la cantidad exigida y si denuncian, terminan con sus vidas o las de sus familiares, y hasta a ahora no existe el reconocimiento del problema por parte de las autoridades y mucho menos una estrategia para el combate a la comisión de ese delito.

En toda la región hay casos de asaltados, secuestrados, asesinados, desaparecidos -tres que desde el gobierno anterior fueron levantados y no aparecen- y extorsiones. La zona que abarca Ciudad Mendoza, Río Blanco, Orizaba y Córdoba es foco rojo para maestros, y algunos otros profesionistas como médicos y enfermeras que prefieren no utilizar sus uniformes para asistir a sus centros de trabajo para evitar que la delincuencia los identifique.

El dirigente denunció que en este año, al menos cuatro maestros han solicitado permisos sin goce de sueldos para irse a lugares más seguros por sentirse acechados por la delincuencia.

 

Huyen priístas

Los priístas bien intencionados tienen claro que su partido ya no da para más, el desprestigio consumado en el pasado proceso interno para la selección de su presidente nacional que dejó nuevas y desastrosas fracturas al interior, deja en evidencia que, al menos en un corto y mediano plazo ese partido no es opción para los ciudadanos.

Y mientras los pocos que creen que operar la franquicia del PRI puede darles algunos resultados en la negociación política y en las urnas, otros deciden huir de ese partido para buscar refugio en otras expresiones políticas.

En ese contexto, los priístas no son aceptados en MORENA, tampoco en el PAN, sólo el Partido Verde los acepta como antiguos aliados, pero no a todos, hay un proceso de selección.

Otros prefieren buscar la opción de crear un nuevo partido, aunque ya quedó demostrado que los partidos estatales son completamente temporales.

Compartir