Hora cero

El récord veracruzano en feminicidio y secuestro

Luis Alberto Romero

Por su propia naturaleza de escándalo, los delitos de alto impacto son los que disparan las cifras de la incidencia delictiva.

Homicidio doloso, feminicidio y secuestro son los ilícitos que más concentran la atención de los medios informativos y los que más elevan la percepción de inseguridad; también los que más indignan a la sociedad.

En esos tres delitos, el presente año no ha sido de buenas cuentas para los veracruzanos, tan acostumbrados a que la entidad sea escenario de la nota roja nacional e incluso internacional.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública dio a conocer de forma reciente las estadísticas de la incidencia delictiva, con números actualizados a julio.

En los delitos de alto impacto destacan los 835 homicidios dolosos que se han registrado de enero a julio en territorio veracruzano; los 114 feminicidios; y los 200 secuestros.

2019, de acuerdo con la tendencia registrada hasta ahora, podría terminar como el año en que más han ocurrido casos de feminicidio y secuestro en Veracruz.

Si bien la entidad ha logrado bajar la incidencia del robo común y demás delitos contra el patrimonio –excepto el robo de autos–, como el gran saldo pendiente en materia de combate a la inseguridad y el delito sigue el secuestro y el asesinato de mujeres por razón de género.

Si se mantiene la tendencia registrada de enero a julio, el año podría terminar con más de mil 400 homicidios dolosos; la cifra se ubicaría en niveles muy similares a los de 2018; pero debajo de 2017, el primer año del periodo de Miguel Ángel Yunes en el Gobierno del Estado, cuando la Fiscalía General del Estado consignó mil 722 casos, el récord hasta hoy en ese renglón.

2019 terminaría probablemente como el segundo o tercer año más violento, con más homicidios dolosos, desde que comenzaron las mediciones del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En feminicidio y secuestro las cosas son muy diferentes, porque en esos dos ilícitos Veracruz tendrá al 2019 como el año con más casos, como el periodo en que se rompieron todas las marcas.

A 7 meses del inicio del presente año, la entidad ya rebasó cualquier otro periodo previo: en 2015 hubo en Veracruz 40 asesinatos de mujeres por razón de género; en 2016 fueron 58; en 2017, 100; y en 2018, 101, crecimiento mínimo, pero aumento a fin de cuentas. A julio del presente año la cuenta va en 114 casos y la entidad amenaza con cerrar el periodo en una cifra cercana a los 200 casos, el doble de los registrados en cualquier otro año anterior.

Algo parecido ocurre con el secuestro: a la fecha, considerando sólo de enero a julio, hay un registro de 200 casos, una cifra que ya supera a la de todo 2018, cuando se consignaron 175, y a la de 2017, cuando hubo 172.

En el secuestro, el incremento es exponencial; de los 97 casos en 2015 Veracruz pasó a 132 en 2016; a 172 en 2017; a 175 en 2018; y la tendencia indica que el presente año podría cerrar con cerca de 340, casi el doble que el año anterior.

Por supuesto, hay otros delitos que han disminuido de forma considerable en Veracruz, como el robo, que es el más común por el número de casos; sin embargo, mientras no se logre una reducción en los delitos de alto impacto, que son los que más agravian a la sociedad, la percepción sobre inseguridad seguirá lamentablemente alta en una entidad donde en 212 días, de enero a julio, se cometieron 114 feminicidios y 200 secuestros, sin contar los que no se convirtieron en carpetas de investigación. @luisromero85

Compartir