En los pasillos de Palacio de Gobierno circula la versión de que la carta para la titularidad del ORFIS podría ser el actual director de Transparencia de la Contraloría General del Estado, Miguel Ángel Vega García.

El tema es evaluado en las altas esferas, donde no han decidido aún el registro de funcionario.

El problema de Vega García, nos dicen, tiene que ver con sus antecedentes, dado que fue cercanísimo colaborador de Rosario Robles, hoy presa, tanto en Sedesol como en Sedatu. Veremos si el actual funcionario de la CGE pasa el filtro y si el gobierno veracruzano está dispuesto a cargar con una avalancha de críticas por la designación de quien ocupó la titularidad de los órganos de control interno de ambas secretarías del Gobierno Federal, que están en el ojo del huracán por el escándalo de la estafa maestra.

Compartir