La Cepillera, último testigo de la época ferrocarrilera en Xalapa

Redacción

Xalapa, Ver.- Difundir el valor histórico del edificio y promover el rescate del último icono arquitectónico de la época del auge ferrocarrilero en el municipio, fue el propósito del conversatorio Entre vecinos de La Cepillera, celebrado este lunes en el Museo Casa de Xalapa (MUXA), con la participación del historiador Paulo César López Romero y habitantes de la colonia Salud.

De acuerdo con el experto, esta edificación fue parte de la Fábrica de Cepillos y Escobas de Xalapa, establecida en 1919 como una de las primeras instalaciones industriales de la zona baja de la ciudad: “Hoy es un elemento histórico que ha trascendido al tiempo, a pesar del desarrollo de la región a lo largo de 100 años”.

Consideró que parte de la labor de una sociedad es fomentar la conservación de los elementos del pasado, para que otras generaciones puedan apreciar su historia de manera presencial y no sólo a través de fotografías.

Explicó que a finales del siglo XIX, la instalación del Ferrocarril Interoceánico, el tranvía local y el ferrocarril regional Xalapa-Teocelo, conocido como El Piojito, brindaron conectividad estratégica y detonaron el desarrollo de la industria y el comercio.

“El edificio de La Cepillera es el último reflejo de esa época. Se ha perdido el puente La Marimba, el río Carneros, la vegetación y la cervecera La Estrella, integrada a la fachada de un supermercado”.

El Comité de Vecinos de la colonia Salud considera al inmueble como parte del patrimonio histórico del municipio y referente obligado para orientar a los visitantes.

A pesar de haberse contaminado con la instalación de distintos centros nocturnos y recibido nombres como La Caprichosa, La Bartola y La Capital, aún se le puede rescatar si se difunde su valor histórico.

“Si todos nos oponemos a su destrucción, porque ahí se pretende instalar una gasolinería, mantendremos vivo al único edificio histórico que queda en la zona de Los Sauces”.

La encargada del MUXA, Rebeca Bouchez Gómez, dio a conocer que cada lunes –día en que el museo cierra sus puertas al público–, se realizará conversatorios para rescatar la historia del municipio.

Compartir