Desde el 3 de septiembre, el abogado general de la Fiscalía de Veracruz, Néstor David Morales Pelagio, y el visitador Gustavo Fernando Vasto Pulido no se han presentado a laborar.

Ha trascendido que en la institución  ya se levantaron las actas correspondientes por abandono de trabajo.

Lo ridículo es que ambos ex funcionarios enviaron su renuncia con mensajeros, pero quieren que se haga efectiva a partir del día 15 de septiembre, para cobrar una quincena más. Vivillos que son.

Sin embargo, ya está registrado el abandono, y conforme a la Ley, deberán realizar la entrega-recepción, así como cumplir con la entrega de los bienes que tenían bajo su resguardo. De la quincena que pretenden se pueden ir olvidando.

Compartir