30 denuncias penales contra invasores del Tajín: SECTUR

Francisco De Luna

Hay 30 denuncias penales en contra de presuntos invasores que causaron daños con la maquinaria en el polígono de la zona arqueológica “El Tajín”, del municipio de Papantla.

De acuerdo con la titular de la secretaría de Turismo (Sectur) de Veracru, Xóchitl Arbesú Lago, se trata del tema relacionado con el personal que ingresó a las inmediaciones del este sitio arqueológico y que probablemente causaron afectactaciones.

Fue a mediados de agosto (2019) cuando los custodios del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), denunciaron mediáticamente que con maquinaria se hacía la remoción de tierra, también la tala de árboles, quema de malea, esto en el perímetro de El Tajín.

La funcionaria estatal advirtió que junto con el INAH, trabajarán para resolver los conflictos generados por las invasiones del terreno y la entrada de maquinaria pesada en el polígono de la zona arqueológica, considerada como Patrimonio de la Humanidad.

Los arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia realizarán una evaluación detallada sobre las afectaciones que provocaron “los paracaidistas”.

Pues esta gente al introducir maquinaria pesada para remover la tierra en los predios que forman parte de la comunidad San Lorenzo Tajín, pudieron generar daños.

El 21 de agosto, los representantes sindicales enviaron un oficio al coordinador Nacional del Consejo de Arqueología, Francisco Sánchez Nava, en el que detallan las afectaciones que han sufrido las estructuras.

“Se está trabajando con maquinaria pesada (retroexcavadora), el día 11 de julio era sólo una máquina y hoy en día ya son dos máquinas trabajando sin que nadie del Instituto Nacional de Antropología e Historia por parte de las autoridades locales detengan estos trabajos que están destruyendo vestigios arqueológicos”.

El documento fue fecha con número 48/ DELEGE-SIND LOC/2019 y se pidió la rápida intervención para que los trabajos se detengan para no generar más afectaciones a las estructuras piramidales.

Esa fue la denuncia que hicieron de manera formal los arqueólogos, ante la preocupación que esto generaba.

“Esperaremos pacientemente el dictamen del INAH, y por supuesto ya estamos actuando en consecuencia de todos modos y físicamente los daños se cometieron en otras partes de la zona arqueológica, pero estamos revisando que sean temas naturales”, refirió la funcionaria estatal.

Compartir