El ORFIS entregó al Congreso de Veracruz los resultados de la revisión a la cuenta pública 2018.

Destaca un presunto daño patrimonial por más de 4 mil 500 millones de pesos en 11 dependencias del gobierno estatal durante el segundo año de la administración de Miguel Ángel Yunes.

En el ojo del huracán se encuentras los ex responsables del manejo en secretarías como la de Seguridad Pública, Finanzas, Educación, Comunicación Social, Contraloría, Desarrollo Agropecuario, Salud y Turismo.

También aparecen con observaciones la Comisión del Agua, Espacios Educativos, Fiverfap, UPAV, IVEC y un montón de organismos públicos descentralizados y más de la mitad de los ayuntamientos veracruzanos.

En síntesis, un verdadero cochinero en el manejo del dinero público.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here