Pluma negra

Judicializan Nogales

 

Ignacio Alvarez

De la noche a la  mañana, el municipio de Nogales se ha convertido en sede de espacios judiciales y de educación superior con impacto en toda la región que comprende desde Río Blanco, el propio Nogales, Ciudad Mendoza, Acultzingo, Soledad Atzompa y Maltrata en la región de las Altas Montañas.

El alcalde Guillermo Mejía Peralta en su segundo periodo al frente de la administración municipal postulado por el Partido Verde ha trabajado de manera discreta, en dos años logró atraer inversiones del Gobierno del Estado para instalar en su territorio el Tribunal Micro Regional de Justicia del Poder Judicial, es un hecho que se construirá el Servicio Forense en ese municipio y una Sub Unidad de la Fiscalía General del Estado, es decir, un complejo judicial para agilizar la procuración de justicia.

Además, en el plano de educación superior, en Nogales se instalaron ya campus del Instituto Tecnológico Superior de Zongolica y de la Universidad Politécnica de Huatusco con más de tres mil alumnos de toda la región que matricularon con garantía de una formación académica de calidad.

A la atracción de inversiones públicas y privadas, se agrega la derrama de más de 80 millones de pesos de recursos propios que la administración municipal destinó a obras de beneficio común en sistemas de drenaje, alumbrado público, cuartos-dormitorios, pavimentación de calles, banquetas y guarniciones que incluyen la remodelación del parque municipal y el atractivo más importante que es la Laguna de Nogales.

Es así como sin tato ruido, Nogales apalanca un desarrollo regional y genera oportunidades para las inversiones privadas que seguramente se traducirán en empleos para contrarrestar los efectos del desempleo y las tentaciones de las actividades ilícitas en esa zona golpeada por la delincuencia.

 

Río Blanco abandonado

En el más reciente embate de contaminación al  río Blanco, un escaso trabajo de limpieza hicieron Pemex y la Conagua en el cauce del segundo río más contaminado de México, que paradójicamente llevas un nombre que nada tiene que ver con su realidad, ya que tan solo a 20 kilómetros de su nacimiento es contaminado desde hace muchas décadas.

Las acciones se limitan a taparle el ojo al macho, al retirar una parte de las cientos de toneladas de basura que se vertieron entre los municipios de Cuichapa y Omealca y que generaron un taponamiento en la zona de Ignacio de la Llave, pero no hay ningún responsable, ni castigo para nadie, pareciera que la basura llego sola al río y que la autoridad retiró lo que pudo y punto.

Existe suficiente información para actuar y resolver de fondo el problema, pero no existe la voluntad política para actuar. La Universidad Veracruzana tiene un estudio completo en donde ya se manifiesta la necesidad de sanearlo debido a su grave contaminación que  por los distintos motivos y la cantidad de sólidos que arrastra desde caparte alta.

En el 2000 los comités de los Ahuhuetes y Viejos del Río han hecho esfuerzos de limpieza y concientización pero sin el respaldo del gobierno los resultados son muy pobres porque no se detiene la contaminación. Ya se propuso al gobierno federal el uso del programa de empleo temporal con una proyección de limpiar en cinco años con apenas 950 mil pesos anuales, pero tampoco hubo respuesta.

La planta del Fideicomiso del Río Blanco  (FIRIOB) inaugurada por el Presidente Vicente Fox es completamente insuficiente, ya que sólo trabaja a medias y por temporadas.

En esas condiciones, el río Blanco se resiste a morir, pero ninguna autoridad de gobierno hace lo suficiente por su rescate.

 

Auditora a modo

Nada nuevo en la designación de Delia González como titular del Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz, tenía la línea del Palacio de Gobierno y su aprobación con 48 de los 50 diputados fue producto de la negociación para la designación de los nuevos magistrados con el PAN. Se trata de 13 espacios en el Poder Judicial en los que los azules pidieron mano a cambio de sus votos para el ORFIS, así las cosas.

Compartir