La vuelta a Veracruz en un teclazo

La recaudación en Veracruz

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

 

Interesante el exhorto que hizo hace apenas unos días el Senado de la República a los congresos locales del sureste del país, pues mientras que una de las principales banderas de Morena fue el no cobrar más impuestos, ni subir los existentes, hoy se pone sobre la mesa la necesidad de conseguir “más” recaudación fiscal.

Fue el senador Raúl Bolaños Cacho, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), el que pidió que se aumente la captación de impuestos, para lo cual se solicitó que dichas entidades, entre éstas por supuesto Veracruz, se coordinen con el Instituto para el Desarrollo Técnico de las Haciendas Públicas, para conseguir más recaudación fiscal en esas entidades.

Una de las razones dadas por el Senador es que los estudios desarrollados por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) del año pasado, revelan una baja recaudación fiscal en municipios y estados de la República Mexicana, la cual sólo asciende al 2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

Así, los ingresos estatales por cobro de predial, agua y otros derechos, aumentaron entre 2008 y 2018; pasaron de 126 mil 335 a 270 mil 766 millones de pesos. Un incremento nominal del 47 por ciento, no obstante, esto no ocurrió de la misma manera en las recaudaciones en los municipios. Otro claro argumento es que la región sur del país tiene muchas deficiencias recaudatorias, multiplicadas por factores, geográficos, demográficos, económicos y sociales, se indica en el punto de acuerdo.

Lo cierto es que, en el caso de los ayuntamientos, la gran mayoría tienen una amplia y añeja cartera vencida en cobros de predial y de agua e, increíblemente, muchos de estos se dan en las zonas residenciales y exclusivas de las ciudades. Cuando como medida de presión han intentado exhibir a los morosos, estos se ponen como gatos patas para arriba y aducen a la protección de sus datos personales, aunque deban cientos de miles de pesos desde hace años.

Otro ejemplo es el de la tenencia: vemos sendas camionetas y vehículos de lujo con placas de Tlaxcala o de Guerrero, con tal de “ahorrarse” el pago de derechos en Veracruz y muchas de estas unidades son de políticos o de altos funcionarios. Así ha sido en los últimos años.

Por eso, no solo se trata de cobrar más impuestos municipales y estatales, sino de hacer que todos paguemos lo que corresponde.

@YamiriRodríguez

Este es el ejemplo de un texto alternativo
Compartir
Artículo anteriorHora cero
Artículo siguienteAl pie de la letra

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here