Para celebración de Día de Muertos, productos típicos mexicanos desplazan a artículos importados

Francisco De Luna

Xalapa, Ver.-En los locales del mercado «Jáuregui» han comenzado a sustituir la mercancía de importación por los productos locales. La finalidad es retirar todo lo de «Hallowen» para comercializar más lo de «Todos Santos».

Las calabazas, los vampiros, momias, arañas, diablos, ratas o brujas, son objetos que para este año el pedido fue menor.

Genaro es un comerciante qiue tiene su local en el número 09 letra «N»; dice que optó por adquirir menos producto extranjeros, debido a que los clientes en los últimos cinco años han comprado en menor cantidad estos objetos.

«La mayor parte es lo tradicional de México, porque de Hallowen ya se está quitando la mercancía. Se trabaja más la muerte mexicana porque en las escuelas ya no les dan chance de que vayan con los tridentes o las guadañas».

Es así como han ido desplazando los disfraces norteamericanos, debido a que la compra también ha ido a la baja, porque en las instituciones educativas a los alumnos les han solicitado llevar todo lo relacionado con el Día de Muertos».

Aunque reconoció que también ha sido un tanto complicado hacer estas modificaciones porque sí hay clientes que solicitan estos artículos, por ello aún tiene a la venta maquillajes, disfraces y objetos anglosajones.

Los accesorios van desde los cinco pesos hasta 200 pesos, sobre todo en máscaras que tienen luces que le rodean para espantar o hacer bromas pesadas, así como aquellas sin tantos adornos.

«Esperamos que este año sí haya ventas en comparación del año pasado», pues dijo que como locatarios se anticipan con los productos desde principios de octubre «y adquirir buenos precios porque al mero día es todo más caro».

 

Calaveras baratas

La señora Isabel Hernández Landeros, quien tiene su local en el 16 «K», explicó al igual que ella, varios de sus compañeros esperan tener mejores ventas y que las reparaciones de las calles cercanas al Jáuregui no ahuyenten a los clientes.

«Ya estamos listos y esperemos que haya movimiento porque con las calles cerradas nos ha afectado bastante y mucha gente no entraría a hacer sus compras».

Ella tiene a la venta las calaveras de chocolate, azúcar, pepita y de cacahuate, que van desde los tres hasta 22 pesos.

Estos dulces son traídos desde la Ciudad de México y los provedores, este año sí encarecieron los productos, en algunos casos un peso y otros sólo aumentaron dos, pero dijo que la esperanza es que los xalapeños aún adquieren esta mercancía para adornar sus altares.

Por ello confía en que venderá todo lo adquirido y que las ganancias se reflejen en su economía «se queda muy poco producto», refiere y oferta el papel picado desde un peso con 50 centavos.

Compartir