Pluma negra

La misma gata pero MORENA

Siembre terror la Estatal en Alvarado

 

Ignacio Alvarez

La llamada Esperanza de México se convirtió en la misma gata, pero revolcada, al menos en el tema partidista. El partido en el gobierno estatal y federal, hizo gala de las viejas prácticas del PRI y del PAN, más los comportamientos rupestres del PRD, en la elección de los 200 delegados estatales de MORENA.

No era para menos, desde que MORENA ganó la elección y que su dirigente se fue al Gobierno Federal, la dirigencia estatal contó con un encargado que después se incorporó al Comité Ejecutivo Nacional y dejó en el abandono al comité estatal, ahora el Secretario de Gobierno Eric Cisneros Burgos manipuló la elección para colocar a su gente como delegados, pero no todo salió bien, en la sangre de los morenitas prevalece prevalece ADN perredista, que el pasado sábado salió a flote.

En los distritos de Cosoleacaque, Córdoba, Pánuco, Huatusco, Veracruz, Xalapa  y Papantla se registraron líos que llegaron a las cachetadas guajoloteras y en algunos casos se suspendieron las asambleas y de plano no se designaron a los delegados.

Desde el Palacio de Gobierno, el titular de Gobierno, Cisneros Burgos se pasó la advertencia del Ejecutivo por el arco del triunfo y desplegó a todo el personal de Política Regional a los largo y ancho del estado para tratar de controlar las asambleas de manera descarada.

Las negras intenciones de Cisneros ya habían sido denunciadas por dos diputados de su mismo partido, pero en el gobierno que no admite equivocaciones, seguramente nada pasará.

Desde el jueves, los diputados de Morena, Magdaleno Rosales Cristina Alarcón y José Andrés Castellanos presentaron denuncias ante la Fiscalía de Delitos contra la Corrupción en contra  del Secretario de Gobierno, Eric Cisneros y el titular de Sedesol, Guillermo Fernández Sánchez por una serie de acciones que desde el gobierno se operaban para beneficiar a los grupos con el uso de recursos públicos.

Las prácticas del PRI y del PAN se observaron en MORENA desde la compra de votos, amenazas, irrupciones en las asambleas con gente armada, amenazas a empleados de gobierno, manipulación del padrón, coacción del voto y en las zonas indigenas los votantes analfabetas o que no hablan español, acudieron con un papel con el nombre del candidato por el que debían votar.

A pesar de la presencia de representantes de la Comisión Nacional de Elecciones del CEN de MORENA y del memorándum del Gobernador Cuitláhuac García Jiménez para no meterse en el proceso interno, la elección de los delegados de MORENA se convirtió en un cochinero y también en una probadita de lo que serán las elecciones constitucionales con los candidatos de ese partido que no ofrecen más que más de lo mismo.

Las denuncias se multiplican, también el diputado federal de Papantla, Humberto Pérez Bernabé hizo lo propio contra Cisneros Burgos. Aparte de que se evidencia el grave divisionismo en las filas morenistas, queda claro que como opción política ya no tienen nada que dar.

 

La estatal, terror en Alvarado

La Policía Estatal se ha convertido en un terror en el municipio de Alvarado, desde hace meses son frecuentes las quejas de abusos de los elementos de ese corporación que en vez de significar certidumbre para los ciudadanos se han convertido en un peligro y sus insignias significan temor en vez de seguridad.

Las quejas se multiplican y llegan a la primera autoridad que es el ayuntamiento, por eso el propio alcalde Bogar Ruiz Rosas hizo un enérgico llamado a la corporación estatal para que se respeten los derechos humanos de los alvaradeños.

Y es que el pasado sábado al menos una docena de alegres alvaradeños fueron detenidos por Seguridad Pública del Estado con el pretexto de faltas a la moral, con sendas multas y hasta sus cachetadas con empujones, la redada incluyó a menores de edad.

Alvarado no es el único lugar donde la Policía Estatal comete abusos y violación a los derechos humanos, pero el Gobierno de Veracruz, al igual que el federal, no admite errores y la Comisión de Derechos Humanos, como siempre mantiene su estatus de elefante flanco, o paquidermo entumido como le llaman los de la 4T a los priístas y panistas que gobernaron México.

Compartir