El gobierno de la 4aT se niega a construir espacios educativos: Samuel Aguirre

Samuel Aguirre Ochoa

En el año 2015 el gobierno de la República echó a andar el programa ESCUELAS AL CIEN, con el propósito de combatir el rezago educativo que existe en el país, consistente en construir las instalaciones básicas que requiere cualquier institución educativa: aulas, sanitarios, laboratorios, techados, canchas, cercados perimetrales y mobiliario. Los institutos de espacios educativos de cada estado, en coordinación con el Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (INIFED), llevaron a cabo un diagnóstico de las comunidades en las que existía mayor rezago de este tipo de infraestructura educativa, definieron las prioridades y elaboraron un programa de construcción de obras del 2015 al 2021, en el cual quedaron programadas y definidas las escuelas que serían beneficiadas, el tipo de obra y el monto de la misma. Dicho programa se publicó en el Diario Oficial de la Federación del 27 de diciembre del 2016, creándose un fideicomiso para salvaguardar el dinero etiquetado para cada escuela. Esto se hizo así, para que de haber un cambio de gobierno y desapareciera el programa, dicho dinero quedara asegurado y se utilice forzosamente para lo que fue programado. Es decir, dicho dinero no se puede desviar para ninguna otra cosa. El monto del programa a nivel nacional fue de 50 mil millones de pesos, de los cuales al estado de Veracruz le corresponden la cantidad de 4 mil 500 millones.

Durante los 3 primeros años se fueron construyendo las obras conforme a lo programado, en el 2018 disminuyó el ritmo de las acciones y en el 2019 el avance de este programa es prácticamente nulo. El actual director del Instituto de Espacios Educativos en Veracruz, Ing. Ricardo García Jiménez inventa trabas de manera artificiosa para negar a los padres de familia y a los estudiantes la construcción de sus escuelas, como, por ejemplo, que no hay suficiencia presupuestal de parte del INIFED. Pero dicho argumento es falso, toda vez que el dinero está en el fideicomiso y es cuestión de darle trámite por parte de ellos mismos. Otra argucia que ha inventado este funcionario para no resolver consiste en pedir a los directores de las escuelas la escritura del terreno en donde está asentada la escuela, muchas de las cuales llevan años funcionando en ese lugar y han graduado a un sinnúmero de generaciones de estudiantes.

En México y en particular en Veracruz, la mayor parte de las escuelas fueron construidas en terrenos ejidales o en terrenos que pertenecen al gobierno del estado, debido a que las colonias fueron fundadas en reservas territoriales, creadas por dichos gobiernos. Y así han venido funcionando por décadas, y los gobiernos de los 3 niveles les han venido invirtiendo recursos tanto en construcción, como en el pago de maestros, porque la educación es prioritaria y obligatoria.

Entonces, ¿por qué ahora los funcionarios están pidiendo las escrituras de los terrenos?, ¿por qué no lo hicieron los anteriores gobiernos?, es evidente a todas luces que se trata de poner trabas de forma artificiosa para no construir las escuelas, están dando largas a los estudiantes, padres de familia y maestros, con el propósito de que pase el tiempo y expire el fideicomiso, que tiene como plazo límite el 2021 y, de esa manera, puedan desviarse los dineros para otras cosas distintas para las cuales fueron programadas.

A esto hay que agregarle lo siguiente, que la obligación legal de regularizar los terrenos de las escuelas es del mismo gobierno, en particular de la Dirección Jurídica de la Secretaría de Educación. Los funcionarios de esta dependencia tienen que hacer dicho trámite y no lo hacen, a pesar de que están recibiendo su sueldo quincenalmente.

De lo que se trata, es de otro recorte o robo a la educación, pero que no lo pueden concretar como quisieran hasta que expire el fideicomiso denominado CONVENIO DE COORDINACIÓN Y COLABORACIÓN PARA LA POTENCIACIÓN DE RECURSOS DEL FAN, que es el que da sustento al programa ESCUELAS AL CIEN.

Muchas de las escuelas enlistadas en este programa, que los del gobierno de la 4aT se quieren birlar, se encuentran ubicadas en municipios marginados, con población principalmente indígena, como por ejemplo Tatahuicapan de Juárez, Ixhuatlán de Madero, Filomeno Mata, Mecayapan, Mecatlán, Soteapan o en colonias marginadas de ciudades como Coatzacoalcos, Veracruz, Córdoba, Xalapa, Tihuatlán, Tierra Blanca, etc., colonias en donde la pobreza está a flor de piel.

He escuchado a los estudiantes que integran la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios «Rafael Ramírez» quejarse del trato que le están dando los del IEEV, de la negativa a atender y resolver sus justas demandas de espacios educativos para sus escuelas; son jóvenes preocupados por elevar la calidad educativa de sus escuelas, que están luchando para superarse, porque una buena educación es el mejor instrumento para lograrlo. Estoy de acuerdo con su lucha porque es justa y necesaria, porque los jóvenes de Veracruz y de México necesitan elevar su nivel académico, prepararse para estar a la altura de los estudiantes de los países desarrollados, porque solamente de esta manera estaremos en la posibilidad de dar la lucha en el terreno científico y de la producción económica y competir de manera exitosa con ellos. Que México sea una potencia económica y la riqueza pueda distribuirse de forma más equitativa.

Compartir