Filosofía sobre recreación en el Ágora de la Ciudad

Redacción

Como cada mes, en coordinación con la Facultad de Filosofía de la Universidad Veracruzana, el Instituto Veracruzano de la Cultura presenta el conversatorio del programa Filosofía en el Ágora, el cual es un espacio dedicado a la reflexión y discusión de temas actuales. En esta ocasión los catedráticos Marcelino Arias Sandi y Enrique Sánchez Ballesteros se reunirán para hablar sobre la recreación este jueves 24 de octubre a las 19:00 horas.

Con origen en el término latino recreatĭo, la palabra recreación define a la acción y efecto de recrear. Por lo tanto, puede hacer referencia a crear o producir de nuevo algo. También se refiere a divertir, alegrar o deleitar, en una búsqueda de distracción en medio del trabajo y de las obligaciones cotidianas.

A Sócrates, filósofo griego (469-399 a. de C.), se le atribuye la afirmación de que «Los ratos de ocio son la mejor de todas las adquisiciones», y ello destaca la importancia que desde la antigüedad se reconocía a la ocupación del tiempo libre que no se dedicaba a las ocupaciones principales.

Por su parte, el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, define el ocio como: «Cesación del trabajo, inacción o total omisión de la actividad. Tiempo libre de una persona. Diversión u ocupación reposada….»; con lo que esta palabra se relaciona con la ocupación del tiempo libre en aquellas tareas que no son el trabajo, o las tareas domésticas, y que por su contenido están muy asociadas a la recreación, que es, según la propia fuente de la RAE: «Diversión para alivio del trabajo».

Alfonso Marcelino Arias Sandí es Doctor en filosofía por la Universidad Nacional Autónoma de México. Del 2006 a la fecha es titular de la Facultad de filosofía de la Universidad Veracruzana. Por su parte, Enrique Sánchez Ballesteros es titular de la Facultad de Filosofía de la Universidad Veracruzana.

Acompáñanos este jueves 24 a las 19:00 en el Ágora de la Ciudad para dialogar acerca de un concepto fundamental en la esfera de la vida humana, que a su vez es un recurso recuperativo, importante para la salud y la educación.

Compartir