Esténtor político

Atentado contra alcalde de Valle de Chalco; entre la inseguridad y el narcomenudeo

Miguel Ángel Casique

Según las primeras investigaciones, el atentado de ayer contra el alcalde de Valle de Chalco, Francisco Tenorio Contreras, que se dio alrededor de las 11 de la mañana, a pesar de que en la entidad mexiquense la información circula con mucha precaución, se ha revelado que en las declaraciones de testigos hay inconsistencias que no permiten sacar conclusiones del verdadero móvil.

Algunas hipótesis apuntan que se debe a la operación del Cártel de Tláhuac, incluso, se hace referencia a que el pasado domingo 27 de octubre, se habría detenido al presunto líder del Cártel de esa demarcación, precisamente en Tlalpizahuac, donde el alcalde chalquense realizaba una jornada de limpieza.

Otro de los hechos fue en febrero cuando un integrante del mismo Cártel, alguien a quien apodaban El Mayín, fue detenido; días después el alcalde habría recibido amenazas, incluso el mismo denunció que las amenazas aseguraban que se se iba a matar a al director de la policía frente a su familia. Se sabe también que tras esos hechos, La Fiscalía ofreció escoltas al alcalde morenista pero éste las rechazó; la versión de que un joven le disparó porque no quiso llevarlo a una calle aledaña es poco creíble.

Valle de Chalco siempre ha sido un municipio inseguro y de violencia extrema y en los últimos meses los grupos del crimen se han estado peleando las plazas o hasta las calles para las distribución de droga; el municipio y la demarcación Tláhuac son unos de los lugares más inseguros.

La inseguridad y el narcomenudeo, no sólo en Valle de Chalco o en Tláhuac, están poniendo en jaque a las autoridades y sobre todo los jóvenes están cayendo en las garras de este actividad; la autoridad, sin embargo, ha sido rebasada para hacerle frente a esos dos grandes problemas; el atentado de ayer sigue siendo un mensaje para que las autoridades municipales, estatales y federales tomen cartas en el asunto.

El clímax no político…

Que Berthita Lujan, como le llaman algunos de sus conocidos más cercanos, ayer no tuvo opción y se topo en la Cámara de Diputados con Mario Delgado; esto luego de que se le vio muy contento a don Porfirio Muñoz Ledo por esa «visita inesperada». Pero nos comentan que el Coordinador de la Fracción y rival en la contienda interna, le dijo que ya estaba aprobada una Ley sobre Reforma Laboral y que le informara a su hija. Morena sigue en pelea para ver quién dirige al partido oficial en el poder; tres son las esquinas: Yeidckol Polevnsky, Bertha Luján y Mario Delgado, las apuestas ya empezaron y hasta ahorita todos son perdedores y ganadores. Por el momento, querido lector, es todo.

Compartir