En la mira

El revuelo de la “Ley Cisneros”

 

Silverio Quevedo Elox

Si el secretario de Gobierno, Erick Cisneros Burgos dio pie a inicio del sexenio a que se generara todo tipo de especulaciones y que creciera la rumorología en torno al  desplazamiento o invasión de funciones exclusivas del gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, parece que aprendió la lección.

Y dejó a un lado reflectores y presencia mediática, además de estar toreando a los enemigos, para dedicarse a las funciones que por Ley se le han conferido desde que asumió el cargo en el nuevo régimen de la Cuarta Transformación.

Ante la andanada de rumores que, incluso después, se revertirían en su contra señalando en varias ocasiones que se acercaba a su salida, el gobernador Cuitláhuac García debió respaldarlo y salir a poner el pecho frente a las balas de la diatriba y las descalificaciones para ratificarlo en su posición.

Hoy parece que “fuego amigo” o los enemigos buscaron confrontarlo de nueva cuenta con la iniciativa que  este jueves el grupo legislativo del PRI impulsó para que, en caso de falta absoluta del Gobernador en Veracruz, el Secretario de Gobierno asuma dicha función.

Y es que se trata de la homologación a lo marcado en la Constitución Federal, para definir cómo proceder en caso de una sustitución temporal de quien ocupe el Gobierno del Estado o, en caso de que sea definitiva la ausencia del mandatario y no quede en una disputa del Congreso.

Ahora, buscando hacer más ruido, la han bautizado como “Ley Cisneros” y se generaron especulaciones sobre la permanencia de Cuitláhuac García en el poder, por lo que fue el propio mandatario quien espetó ayer al terminar la ceremonia cívica del 2020 en el parque Juárez, frente a los reporteros:

«Gobernaré los seis años y muy bien, ya empezamos el primero muy bien a pesar de que otros querían que nos fuera mal, se les agüitó»

Y fue cuando aclaró que “este tema lo tocaran los 32 Congresos del país, y no es exclusivo de Veracruz, incluso cuatro estados ya hicieron la reforma”, por lo que llamó a evitar especulaciones.

8 COLUMNAS, YUNES Y GARCIA LUNA

En la entrevista que ofreció el gobernador Cuitláhuac García Jiménez a los periodistas del programa “A Ocho Columnas” que se transmite todos los miércoles por la noche a través de la señal de TV Más llamó la atención que se refirió al caso del ex secretario de Seguridad Pública del calderonismo, Genaro García Luna, ahora detenido y procesado en la Corte de Estados Unidos.

Fue más allá al asegurar que desde que fue detenido ex funcionario federal, extrañamente el exgobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares no ha salido a defender a su amigo con quien incluso se dejó ver en su bienio.

“Pero no lo ha salido a defender y se acuerdan qué cártel fue el beneficiario en aquella época”, inquirió el Ejecutivo.

“Tendrá que investigarse… por eso los grupos delictivos aquí se afianzaron. A la Cuarta Transformación le están echando la culpa de los homicidios, ejecuciones entre grupos delictivos. Nosotros no los trajimos, nosotros los estamos combatiendo de frente y lo más importante, estamos resolviendo el problema de fondo”, pareció responder en continuidad a su intento de indagatoria.

Sin duda, las palabras de García Jiménez sirvieron para refrescarle la memoria a más de uno que ya olvidaron que en el 2016 Genaro García Luna fue mencionado por la prensa del altiplano como el candidato de Yunes Linares para ocupar la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz.

 

MUY EN CORTO

MOLINA, A DOS MESES DEL CRIMEN. Este jueves el asesinato del líder de la CNC y quien fuera diputada local en el momento en el que le arrebataran la vida, Juan Carlos Molina Palacios, tuvo dos meses.

El dolor y amargo recuerdo por el crimen sigue ahí en la memoria de sus familiares y allegados más cercanos. Los pocos, casi ninguno, fueron los políticos que asistieron, ausentes y distante como lo son la mayoría de su clase.

Lo peor es que aquellos que el día de su sepelio se rasgaban las vestiduras y armaron un espectáculo de reclamo de justicia ante sus familiares hoy han enmudecido. Diputados colegas principalmente.

Si con Luis Donaldo Colosio, en vísperas de llegar a la Presidencia de la República, asesinado el 23 de marzo de 1994, no se ha llegado al esclarecimiento de su muerte, qué más puede esperarse en el caso de Molina Palacios.

Por lo pronto el que fuera su primer círculo, amigos, compadres y familiares muy allegados estuvieron anoche en su morada para recordarlo con una misa.

 

Compartir