La vuelta a Veracruz en un teclazo

Otra vez los incendios en Veracruz

 

Por Yamiri Rodríguez Madrid

 

Aún ni siquiera concluimos el primer mes del año y ya ocupamos los primeros lugares nacionales por el número de incendios registrados en la entidad veracruzana y la superficie de hectáreas dañadas.

De acuerdo con la información estadística que semanalmente publica la Comisión Nacional Forestal (Conafor), estamos en la posición número 3 de la tabla, con 6 incendios en los primeros 16 días, solo superados por la capital del país y por nuestro vecino estado de Puebla. En lo que hace a las hectáreas perdidas, ya llevamos 97 de las 238 que se han quemado en todo el país, por lo que somos, para no variar, el deshonroso primer lugar nacional.

El más reciente se registró hace apenas unos días en las faldas del tan golpeado Cofre de Perote, el cual era visible desde Xalapa. Tardaron varios días en sofocarlo, aunque para iniciarlo debió tomarles solo unos minutos. El año pasado fue la Reserva Ecológica de San Juan del Monte, y otros 229 incendios más que sofocaron nuestros bosques y pastizales.

Todo lo anterior es propiciado por nuestra falta de conciencia ecológica. Vamos gustosos al día de campo en el bosque, pero se nos hace pesado recoger la basura que ahí dejamos y con el rayo del sol, la lata de la cerveza, el envase de cristal, inicia la chispa. Lo mismo que la colilla que, sin pensar, arrojamos por la ventanilla del coche cuando vamos por la carretera y, ni que decir cuando la autoridad se tapa los ojos y los oídos ante las prácticas retrogradas de siembra que aún persisten en el Cofre, las cuales son una de las principales causas de incendios.

Nos olvidamos también que en el Cofre de Perote y en el Pico de Orizaba están parte de los escurrimientos que nos dotan de agua y que, si seguimos talando más árboles, siendo indiferentes ante tanto incendio, tarde que temprano el medio ambiente seguirá pasándonos la factura cada vez más cara.

Urgen políticas públicas para sancionar de manera más severa a los causantes, pero también que los ciudadanos seamos conscientes, responsables y nos sumemos a todas las acciones de remediación por pequeñas o grandes que éstas sean.

@YamiriRodriguez

Compartir